La Ley de Atracción: atrae aquello que deseas

💜 Comparte amor 💜

La Ley de Atracción es un concepto basado en la idea de que lo que piensas y sientes, afecta directamente lo que atraes a tu vida. Si bien es un tema que a menudo se asocia con el pensamiento positivo y la manifestación de deseos, la Ley de Atracción es mucho más profunda y compleja de lo que a simple vista parece.

¿Qué es la Ley de Atracción?

 

 

 

La Ley de Atracción es un principio metafísico que sostiene que atraemos a nuestras vidas aquello en lo que enfocamos nuestra atención y energía. En otras palabras, lo que pensamos, sentimos y creemos tiene un impacto directo en las experiencias y circunstancias que experimentamos.

Se le llama Ley de Atracción precisamente por el supuesto magnetismo que tienen nuestras ideas.

Pero, a diferencia de las leyes magnéticas, en este caso, los polos iguales son los que se atraen: ideas positivas con sucesos positivos; ideas negativas con acontecimientos negativos.

Esta idea se basa en la creencia de que todo en el universo está formado por energía y que esta energía vibra a diferentes frecuencias. Si sintonizamos nuestras vibraciones con lo que deseamos, atraeremos esas mismas vibraciones hacia nosotros. Por lo tanto, la Ley de Atracción sostiene que somos co-creadores de nuestra realidad.

Por ejemplo, si una persona está todo el tiempo pensando en su falta de dinero, atraerá más situaciones de pobreza para su vida. Por el contrario, si se enfoca en ideas de riqueza, eso mismo recibirá.

Básicamente, tendremos eso mismo que pensamos.

 

 

Principios fundamentales de la Ley de Atracción

 

  1. Pensamiento positivo: Uno de los aspectos clave de la Ley de Atracción es mantener pensamientos positivos y enfocarse en lo que se quiere en lugar de lo que no se quiere. Se cree que nuestros pensamientos emiten vibraciones que atraen experiencias similares. Por lo tanto, es esencial cultivar una mentalidad positiva.
  2. Emoción y sentimiento: No es suficiente pensar en lo que deseas; también debes sentirlo con emoción. La emoción es un potente motor para la manifestación. Cuando sientes la emoción de tener lo que deseas, estás alineando tu energía con eso y atrayéndolo más rápido.
  3. Visualización: Visualizar tus metas y deseos con detalle y regularidad es una técnica común en la Ley de Atracción. Al crear imágenes mentales vívidas de tus objetivos, estás programando tu mente para atraer esas experiencias a tu vida.
  4. Creencia y fe: Tener una creencia sólida en la posibilidad de que tus deseos se cumplan es fundamental. La duda y la negatividad pueden actuar como obstáculos en el proceso de manifestación.
  5. Acción inspirada: La Ley de Atracción no implica simplemente sentarse y esperar que tus deseos se materialicen. Es importante tomar medidas inspiradas hacia tus objetivos. La inspiración proviene de tu alineación con tus deseos, y estas acciones son cruciales para manifestar lo que deseas.

 

Orígenes del concepto

Si bien algunos autores identifican antecedentes de la idea de la Ley de Atracción en el hinduismo, lo cierto es que también aparece en el judaísmo, el cristianismo y en el zohar (la Cábala). Sin embargo, no hace falta irse tan lejos en el tiempo.

La idea de que el pensamiento tiene el poder de modificar la realidad del sujeto no es algo nuevo en la historia de la humanidad. Se le asigne el nombre de «Ley de Atracción» o no, muchas personas se han apoyado en el magnetismo psíquico para la elaboración de sus teorías y escritos. Por ejemplo, Wallace Delois Wattles utilizaba esta misma idea en el libro «La ciencia de hacerse rico» (1910).

La popularidad que ha tenido este concepto en el siglo XIX se debe en gran parte al libro «El Secreto» de Rhonda Byrne. En él, la autora presenta la Ley de Atracción como un principio que rige la vida y el universo, y que puede ser usada para conseguir lo que se desea.

 

Hacernos conscientes para atraer lo que necesitamos

 

Cada situación que vivimos día tras día, cada acto, cada pensamiento y cada emoción se proyecta en algo más grande que se convierte en un influjo o aura que envuelve nuestra vida. Si constantemente tenemos pensamientos negativos, creamos emociones insanas y actuamos de manera acorde con ello, lo cual contribuye a perpetuar una atmósfera de acontecimientos perjudiciales.

De ahí la importancia de pararnos a pensar en el tipo de ambiente emocional que generamos. Por eso es esencial que manejemos de manera responsable lo que deseamos, lo que nos permitimos y lo que buscamos conseguir.

 

Mantén tus pensamientos positivos, porque tus pensamientos se convierten en tus palabras.

Mantén tus palabras positivas, porque tus palabras se convierten en tus comportamientos.

Mantén tus comportamientos positivos, ya que tus comportamientos se convierten en tus hábitos.

Mantén tus hábitos positivos, porque tus hábitos se convierten en tus valores.

Mantén tus valores positivos, porque tus valores se convierten en tu destino.

– Mahatma Gandhi –

 

Lo que sentimos tiene su origen en el interior, no en el exterior

 

Hacernos conscientes de lo que nos merecemos y concedérnoslo nos ayuda a priorizarnos y a alcanzar aquellas cosas que necesitamos. Esto no es magia. Tampoco es el universo tejiendo la Ley de Atracción. Es algo más fuerte, la voluntad de nuestra mente para reconducir nuestra vida.

Así, con el objeto de liberarnos de las cadenas de deseos que nos tienen cautivos, merece la pena reflexionar sobre cómo convertirnos en la persona que deseamos ser. Descifrar nuestra voz interior nos hará libres.

Permitirnos descansar, luchar por nuestros sueños o amar como deseamos es lo que nos ayuda y predispone a la consecución de otros logros en escalada. Por ello es esencial que respetemos ciertos principios teniendo en cuenta lo siguiente:

 

  1. Nunca dejamos de hablar con nosotros mismos: Ese diálogo interno es el que nos permite integrar y dar sentido a los hechos que acontecen a nuestro alrededor.
  2. Aunque nos puede dar la sensación de que esos pensamientos tal como vienen se van, lo cierto es que existe una interacción entre ellos y nuestras conductas, emociones y reacciones.
  3. Las consecuencias emocionales y comportamentales se activan a partir de esas creencias que surgen en nuestro diálogo interno.
  4. Las personas controlamos, en gran medida, nuestro propio destino sintiendo y actuando conforme a nuestros valores y creencias.

 

Paso a paso de cómo usar la Ley de atracción

 

Si quieres empezar a ser dueño de tu propio destino y cumplir tus metas, a continuación, te dejamos una forma de hacerlo.

 

Paso 1: Define

Lo primero es empezar a definir qué es lo que quieres. Y, aunque suene fácil, no siempre lo es. Esto se debe a que vivimos en una sociedad dominada por la propaganda, las cuales nos bombardean y nos convencen de que necesitamos ciertos productos o servicios.

¿Alguna vez te pasó que deseaste algo por mucho tiempo y, cuando lo conseguiste, no disfrutaste de esa increíble y enorme satisfacción que pensabas que ibas a sentir? Esto pasa porque a veces creemos que las experiencias o cosas materiales que otros tienen, también nos traerán felicidad, y no siempre es así.

Paso 2: Visualiza

Una vez tengas claro lo que quieres, visualízalo, piénsalo e imagínalo con frecuencia. Esto hará que, según la Ley de Atracción, obtengas lo que deseas con tanta intensidad. Ten presente que para recibir los beneficios de la atracción debes tener bien claro lo que anhelas.

Para materializar este paso, encuentra un espacio sin distracciones y tranquilo donde puedas relajarte y concentrarte en tus ideas. Luego, cierra los ojos y céntrate en lo que quieres, piensa en los detalles, cómo se siente tenerlo, cómo huele, suena, etc. Permítete sentir la emoción y la gratitud de poseerlo.

Paso 3: Planea

Una meta sin plan de acción, es solo un deseo. Ahora que sabes cómo quieres llegar a sentirte y qué personas, cosas y experiencias te ayudarán a conseguirlo, lo siguiente es definir qué es lo que tienes que hacer para acercarte a ese resultado final.

Esto implica determinar los pasos para llegar a esa meta. Es muy importante que siempre tengas en cuenta que el camino para conseguir tu vida ideal no será fácil, y que además pueden suceder imprevistos que interfieran con tu plan. Por lo tanto, aleja de tu mente expectativas, reformula y busca la forma de llegar al siguiente paso.

Paso 4: Repite Afirmaciones

A lo largo del día, repite frases positivas cortas sobre ti y lo que quieres para que lo atraigas a tu vida. Estas afirmaciones te ayudarán a cambiar tu manera de pensar, sentir y actuar.

De acuerdo con la Ley de Atracción, al repetir afirmaciones positivas le estás diciendo a tu inconsciente que tú puedes y mereces lo que deseas. Además, estarás programando tus creencias para que te ayuden a enfocarte en lo positivo.

Paso 5: Enfócate

Más resultados da la disciplina que la motivación. Es probable que muchos días no sientas las ganas para trabajar en tus metas. Cuando te sientas así, tómate tu tiempo, pero no abandones tu plan.

En este punto es importante recalcar que es válido cambiar de meta. Es normal que a medio camino te des cuenta de que eso no es lo que en verdad querías. Si ese es el caso, busca otros sueños que alcanzar. Esto es lo que llena de propósito nuestra vida.

 

Críticas y Escepticismo

La Ley de Atracción ha sido objeto de críticas y escepticismo por parte de muchos científicos, psicólogos y escépticos. Argumentan que no existe evidencia científica sólida que respalde esta ley y que puede llevar a la creencia en la magia o la pseudociencia.

Sin embargo, es importante destacar que muchas personas han experimentado resultados positivos al aplicar los principios de la Ley de Atracción en sus vidas. Puede ser vista como una herramienta psicológica poderosa, ya que fomenta la visualización, el pensamiento positivo y la toma de decisiones inspiradas, que pueden tener un impacto real en la vida de una persona.

 

 

 

Si te ha gustado éste tipo de contenido, me ayudarías mucho si me lo haces saber dejando tu comentario más abajo.

Comparte para que llegue a más gente y de esa pueda seguir aportando contenido de calidad a éste portal web informativo.

¡Gracias!


 

¡Suscríbete para no perderte nada!

 


 

Deja tu comentario...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta entrada tiene 4 comentarios

  1. Patricia

    Solamente la buena gente comparte estas cosas, y gratis… Gracias por tanto

  2. María Jesús

    Mil gracias ❤️🥰