Warming Oil | Tratamiento capilar con aceites templados

Existen muchos tratamientos capilares naturales que puedes utilizar para lucir melena, pero hoy nos centraremos en el mejor de todos. El tratamiento warming oil o tratamiento capilar con aceites templados. Eso si, es importante saber que no es cuestión de elegir aceites a dedo si no, debemos escoger aceites adecuados y formular con porcentajes lógicos para que sus propiedades actúen tanto en raíces como en puntas.

 

 

Los aceites para uso capilar

 

El uso de aceites en el cabello nace en la India. Allí se utilizan  como base acondicionadora del cabello y lo hacen ¡todos los días!

Sobre todo se utiliza el aceite de Amla, uno de los mejores aceites para el cabello, pero también el de argán, coco y jojoba entre otros.

Se usa durante el lavado, post lavado, para desenredar o para tratar, por lo que no es de extrañar que las melenas indias hoy en día son las más envidiadas por su brillo, salud, densidad y  elasticidad.

Normalmente el aceite se suele aplicar de raíces a puntas y se deja toda la noche envuelto para que el calor aumente la temperatura de los aceites y de ésta forma, sus principios actúen en la fibra capilar con mayor eficacia. A la mañana se lava con normalidad y se vuelve a aplicar unas gotas solo en la melena de medios a puntas. De esa forma el pelo se mantiene protegido, sedoso y nutrido.

 

Aceite frío vs aceite caliente (warming oil)

Aplicar aceite en el cabello siempre es bueno, pero existe una gran diferencia entre un tratamiento con aceite en frío a un tratamiento en caliente.

Aceites en frío: obtendrás brillo y un buen acondicionado, pero para que la fibra capilar se beneficie de todos los activos de los aceites, tendrías que llevarlo al menos 24 horas puesto.

Aceites en caliente: la fibra capilar absorberá con mayor rapidez y eficacia, los resultados son infinitamente mejores

 

¿Qué aceite debemos usar?

Antes de empezar ¿Qué necesidades tienes?

Lo ideal es hacer un estudio previo al cabello y luego averiguar qué aceites son los más ideales para cubrir tus necesidades capilares.

  • Si tu cabello es seco y con frizz, necesitas aceites que te ayuden a suavizar, nutrir y sellar la cutícula
  • Si tu cabello es quebradizo, necesitas una buena reestructuración capilar que te aporte fuerza y elasticidad
  • Si tienes el cabello castigado, precisarás de aceites que nutran y reparen la fibra capilar sellando así la cutícula
  • Si tienes el cabello fino y débil, precisarás aceites que te ayuden a nutrir y a aportar densidad
  • Si se te cae o es de lento crecimiento, precisarás una buena fórmula que no solo actúe en la melena si no a nivel de raíz

Los aceites

Aceite de faraones, Amla, bardana, almendras, jojoba, argán, aguacate, macadamia, coco, oliva son algunos de los aceites que se utilizan para éste tipo de tratamientos.

Dado que cada aceite precisa un artículo completo, no puedo detallaros las indicaciones de cada aceite aquí. Poco a poco iré subiendo información sobre cada uno.

La fórmula

Lamentablemente, fórmulas hay muchas y se elaboran desde la necesidad capilar y la conjunción de las propiedades de los aceites.

Si, podrías usar un aceite…pero no obtendrás los resultados que te daría una fórmula pensada para el tratamiento Warming Oil.

Próximamente en mi canal de YouTube subiré alguna fórmula que otra.

Dónde comprar productos Warming Oil

Si no estás por la labor de ponerte a hincar codos y estudiar uno por uno sus propiedades, tienes la posibilidad de adquirirlos. Existen muchos  productos con mezclas de aceites ya preparados y optimizados para realizar éste tipo de tratamientos.

Aquí te muestro el que utilizo yo dos veces a la semana, ya que mi cabello está realmente dañado por las decoloraciones y tinturas a las que le someto con normalidad.

Es un producto específico para cabellos débiles y finos, aunque su formulación es apta para todo tipo de cabellos.

Está compuesto de aceites naturales en porcentajes adecuados para que los resultados sean óptimos. Puedes ver más información sobre el producto PULSANDO AQUÍ  o sobre la imagen.

 

¿Cómo realizar el tratamiento?

  • El pelo debe estar bien limpio y seco
  • En un bowl o jarra resistente al calor, añade la mezcla de aceites y calienta al baño maría sin pasarte de los 40º, si no tienes termómetro, ves controlando la temperatura con el dedo. El punto está en que siempre puedas mantener el dedo dentro sin quemarte.
  • Aplica el aceite por todo el cuero cabelludo
  • Masajea bien durante unos minutos con las yemas de los dedos y sin apretar. Si tienes un masajeador exfoliante capilar , úsalo para promover la circulación.

 

 

  • Ahora aplica el aceite restante por toda la melena, sin frotar y siempre de arriba a abajo
  • Cuando tengas todo el cabello generosamente aplicado, colócate un gorro de plástico o térmico para que la temperatura se mantenga.

Yo lo que hago es colocarme un gorro de plástico para mascarillas (puedes usar de ducha, pero que sea de los gruesos) y encima, un gorro de microfibra grueso para que la temperatura sea la óptima para el tratamiento.

GORRO PARA MASCARILLAS

 

GORRO DE MICROFIBRA

  • Lo vas a dejar actuar un mínimo de 2 horas ( yo lo dejo toda la noche y el cambio es notorio )
  • Aclara con abundante agua tibia (no caliente) , puedes darte una ligera champunada pero con un jabón natural bajo en tensioactivos
  • El último agua, que sea de agua fría, lo sé…en invierno duele, pero me lo agradecerás.

Nota: te recomiendo que leas el artículo “Beneficios de las duchas con agua fría” 

  • Realiza éste tratamiento al menos una vez a la semana

 

Deja tu comentario...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.