7 formas de desatascar un inodoro

El inodoro obstruido es un problema común que puede generar frustración y malestar en cualquier hogar. Sin embargo, existen métodos efectivos para desatascar un inodoro sin la necesidad de llamar a un fontanero de inmediato. En este artículo, veremos 7 formas probadas y seguras de desatascar un inodoro, utilizando métodos simples y accesibles.

7 formas de desatascar un inodoro

 

 

Émbolo de inodoro o bomba de vacío 

El uso de un émbolo de inodoro es uno de los métodos más comunes y efectivos para desatascar un inodoro.

 

 

Pasos a seguir:

  1. Coloca el émbolo o bomba de vacío sobre el orificio de drenaje del inodoro (fondo) y asegúrate de que está completamente cubierto de agua.
  2. Sujeta con una mano y presiona el émbolo de manera vigorosa varias veces, eso generará presión y facilitará el desatasco.
  3. Repite el proceso hasta que el agua comience a drenar de manera fluida.

 

Desatascador clásico

Otra opción es usar el plunger o desatascador. En el mercado encontramos dos opciones, el clásico manual de toda la vida o el desatascador de vacío con asa de tracción, siendo más recomendado este último.

 

Desatascador manual

 

 

Desatascador con asa de tracción

 

 

Pasos a seguir:

  1. Coloca el desatascador sobre el orificio de drenaje del inodoro (fondo) y asegúrate de que está completamente cubierto de agua.
  2. En el caso del desatascador clásico, sujeta y agita de manera vigorosa varias veces. Eso generará presión y vacío, por lo que facilitará el desatasco.
  3. En el caso del desatascador con asa de tracción, sigue el primer paso y a continuación, agita el asa de tracción hasta que genere vacío. Este sistema es mucho más rápido y eficaz.
  4. Repite el proceso hasta que el agua comience a drenar de manera fluida.

 

 

Papel film 

Aunque puede sonar extraño, el papel film puede ser útil para desalojar una obstrucción leve en el inodoro.

Este es mi truco favorito y os puedo asegurar, que funciona sin lugar a dudas.

 

A continuación, se detallan los pasos para utilizar esta técnica:

Reúne los materiales necesarios:

  • Papel film resistente y lo suficientemente largo como para cubrir el orificio del inodoro.
  • Guantes desechables para protección e higiene.

Prepara el inodoro: antes de comenzar, asegúrate de que el nivel del agua en el inodoro sea bajo. Si es necesario, utiliza una taza o un balde para retirar parte del agua y así evitar derrames.

Cubre el orificio del inodoro: Toma el rollo de papel film y estira un trozo lo suficientemente grande como para cubrir completamente el orificio del inodoro. Asegúrate de que el papel film esté bien adherido alrededor del borde para crear un sello hermético.

Crea presión y fuerza de succión: Con el papel film correctamente colocado sobre el orificio del inodoro, presiona con las palmas de la mano hacia abajo con firmeza para crear presión. Luego, suelta la presión rápidamente para generar una fuerza de succión. Este movimiento repetitivo puede ayudar a desalojar la obstrucción.

Repite el proceso si es necesario: Si la primera intento no resuelve el problema, repite los pasos anteriores varias veces. Asegúrate de mantener un buen sellado con el papel film y de aplicar suficiente presión y succión para maximizar la eficacia.

 

Opción comercial

Si no quieres perder el tiempo con el papel fil, tienes esta opción. Se trata de un adhesivo que se coloca sobre el inodoro, el procedimiento es el mismo que con el film.

A mi criterio, no merece la pena teniendo en cuenta que una vez usado, se tira y no es precisamente económico.

 

 

 

Agua caliente y jabón

Con este método hay que tener especial precaución porque hay que tener en cuenta que los inodoros son de porcelana y el agua caliente podría quebrarlo.

Es especialmente útil cuando la obstrucción es causada por residuos de papel higiénico o materiales similares.

  1. Calienta una cantidad considerable de agua sin llegar a hervir (unos 3/4 litros)
  2. Añade una pequeña cantidad de jabón líquido (lavavajillas)  al agua caliente y viértela cuidadosamente en el inodoro. Este paso es delicado, como lo eches de golpe ¡te cargas el inodoro!
  3. Espera unos minutos para permitir que el agua caliente y el jabón actúen sobre la obstrucción, disolviendo los materiales.
  4. Tira de la cadena y observa si el agua fluye correctamente.

 

Mezcla de bicarbonato de sodio y vinagre

Esta combinación natural puede ser muy efectiva para desatascar un inodoro aunque también, es la menos eficaz.

 

 

 

  1. Comienza vertiendo una taza de bicarbonato de sodio en el inodoro obstruido.
  2. A continuación, vierte lentamente una taza de vinagre blanco sobre el bicarbonato de sodio.
  3. Espera unos minutos mientras la reacción química entre los dos ingredientes disuelve la obstrucción.
  4. Finalmente, tire de la cadena y enjuaga con agua caliente para eliminar cualquier residuo.

 

Cable desatascador

Si los métodos anteriores no han sido efectivos, un cable desatascador, también conocido como serpiente de fontanero, puede ser la solución.

 

 

Este dispositivo flexible y largo se inserta en el inodoro y se maniobra a través de la tubería para romper y desalojar la obstrucción.

Siga las instrucciones del fabricante para evitar dañar la tubería.

 

Productos químicos desatascadores

Si todos los métodos anteriores fallan, existen productos químicos desatascadores disponibles en el mercado.

Estos productos suelen contener ingredientes poderosos que pueden disolver la obstrucción. Sin embargo, es importante seguir las instrucciones del fabricante y utilizar estos productos con precaución, ya que pueden ser corrosivos y dañar las tuberías si se utilizan en exceso.

Tampoco olvidemos el impacto negativo sobre el medio ambiente, por lo que si podemos evitarlo, mejor que mejor.

 

 

  1. Asegúrese de usar guantes y gafas de protección.
  2. Vierte el producto en el inodoro y déjalo actuar durante el tiempo especificado en las instrucciones.
  3. Luego, enjuaga abundantemente con agua para eliminar los residuos químicos.

 

 

Es importante tener en cuenta que si ninguna de estas opciones funciona o si el problema persiste, es recomendable contactar a un fontanero profesional.

Ellos cuentan con las herramientas y conocimientos necesarios para abordar atascos más graves y resolver cualquier problema  de manera segura y eficiente.

 

 

Si te ha gustado éste tipo de contenido, me ayudarías mucho si me lo haces saber dejando tu comentario más abajo.

Comparte para que llegue a más gente y de esa pueda seguir aportando contenido de calidad a éste portal web informativo.

¡Gracias!


 

¡Suscríbete para no perderte nada!

 


 

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Montse

    Lo guardo Lynda, son de estas cosas que nunca sabes cuando las vas a necesitar. Besitos

Deja tu comentario...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.