Cupcakes de Vainilla

  • Categoría de la entrada:COCINA
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios
Print Friendly, PDF & Email

Hoy os traigo una entrega de lo más dulce, se trata mi receta favorita de cupcakes. Con un suave y delicioso bizcocho con  buttercream de vainilla. Además con ésta versión puedes experimentar y personalizar al gusto.

Éste postre surge en el siglo XIX por allá en el año 1976 en la  cuna de  América, y antes de que se fabricaran moldes de horno para su elaboración, se utilizaban moldes de barro, cazuelitas o tazas , principalmente ésto último. De ahí su nombre original inglés Cup (taza) Cake (tarta).

Con el paso de los años , los cupcake han ido cobrando popularidad sobre todo en Estados Unidos y en el resto del mundo. De hecho en España, los últimos años se han abierto establecimientos dedicados única y exclusivamente a ello ¡y me encanta!

Receta de cupcakes de vainilla

 

Ingredientes:

Para el bizcocho:

  • 115 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 220 g de azúcar blanco
  • 3 huevos M
  • 200 g de harina
  • 1 cucharadita y media de levadura Royal
  • 120 ml de leche semidesnatada
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla 

Para el almíbar:

  • 100 g de azúcar blanco 
  • 100 ml de agua 
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla más las semillas de una vaina

Para el frosting:

  • 250 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente 
  • 325 g de azúcar glas
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla 
  • 2-3 cucharadas de leche 

cupackes

Elaboración:

  • Precalentar horno a 180º (160º si es con ventilador).
  • Preparamos la bandeja para cupcakes con 12 cápsulas de papel.
  • Tamizar la harina con la levadura química en un bol. En otro bol, batiremos la mantequilla con el azúcar hasta que la mezcla sea homogénea y se halla blanqueado.
  • Añadiremos los huevos, eso si, ¡ uno a uno ! sin dejar de batir hasta que todo esté bien integrado.
  • Agregaremos la mitad de la harina y batir a velocidad baja añadiendo  la leche, mezclada con el extracto de vainilla.
  • Agregamos la otra mitad de la harina y batir hasta obtener una mezcla lisa

 

  • Repartir la mezcla en las cápsulas, sin llenarlas más de 2/3. Horneamos 20-25 minutos. Para comprobar que la masa no está cruda pinchar con un palillo y verificar que sale limpio.
  • Mientras se hornean los cupcakes, preparamos el almíbar en un cazo. Tan solo echar los ingredientes hasta que hierva. Retirar del fuego e  incorporar  el extracto de vainilla y las semillas de la vaina. Dejar reposar para que baje de temperatura.
  • Una vez horneados los cupcakes y sin dejar enfriar, pincharemos toda su superficie y pintaremos con el almíbar.
  • Dejar enfriar sobre una rejilla.

 

Y mientras tanto…

Tamizar el azúcar glas en un bol junto con la mantequilla, el extracto de vainilla y la leche.

Aconsejo colocar un trapo sobre el bol, ya que cuando vayamos a batir podemos acabar con media cocina blanca.

Batir un minuto aproximadamente a velocidad mínima y después subimos la velocidad y batimos al menos otros 5 minutos a velocidad media-alta. El buttercream se volverá casi blanco y su textura pasará a ser muy cremosa.

Para teñirlo podemos utilizar colores alimentarios, mejor si son en pasta.

Nota: Si vais a utilizar colorantes líquidos tener en cuenta que debéis restarle una cucharadita de leche para que la consistencia no os quede demasiado líquida y «chorree» los cupcake. La crema debe de ser firme pero suave.

Decoración y topping

Antes de nada hay que tener en cuenta que, antes de decorarlos deben de estar a temperatura ambiente.

Si las magdalenas estuvieran calientes al colocar el buttercream, ¡¡ se derretirá!!

Colocar en una manga con o sin boquilla, la crema  y decorar la superficie a gusto de cada uno.

La cantidad dependerá del paladar y la decoración al gusto.

Actualmente existen purpurinas comestibles y todo tipo de topping para decorar en repostería. Pero además puedes añadir galletas de oreo, kit kat, nubes de azúcar, golosinas…la lista es larga ¡échale imaginación!

 

 

Conservación

Pueden durar a temperatura ambiente (máximo 25º) unos dos días. Si hace mucho calor, tendrás que refrigerar.

Venden tuppers especiales para conservarlos y la verdad es que son una maravilla. Yo opté por éste y lo compré en la tienda Casa pero también podéis encontrarlo en tiendas especializadas de cocina/repostería y muy bien de precio en Amazon.

 

 

 

Deja tu comentario...