¿Tomar vinagre en ayunas adelgaza?

  • Categoría de la entrada:Mitos / SALUD
  • Comentarios de la entrada:6 comentarios
💜 Comparte amor 💜

El mundo está lleno de consejos y remedios milagrosos que prometen resultados asombrosos. Uno de estos mitos es el supuesto poder del vinagre de manzana tomado en ayunas para adelgazar y desintoxicar el organismo. Sin embargo, la realidad detrás de esta práctica es mucho más matizada y menos convincente de lo que algunos gurús promocionan. De hecho es un peligro y en este artículo te lo explico.

 

¿Tomar vinagre en ayunas adelgaza y mejora la salud?

 

 

 

Separando la realidad de la ficción

 

En el mundo de la pérdida de peso y la alimentación saludable, surgen constantemente nuevas tendencias y modas.

Este mito no es nuevo, pero ha resurgido recientemente debido a un estudio realizado en Japón que afirmaba que el vinagre de manzana podría contribuir a la pérdida de peso. Posiblemente algún vende humos con ganas de engañar al rebaño.

Se ha difundido la creencia de que consumir vinagre, ya sea solo o en combinación con otros alimentos, puede acelerar la pérdida de peso de manera efectiva.

Sobre todo, se está difundiendo que tomar vinagre en ayunas, acelera el proceso.

Esta afirmación está lejos de la evidencia científica y debemos separar  la  ficción de la realidad.

 

 

El mito del vinagre como quemador de grasa

 

Uno de los mitos más extendidos sobre el vinagre es que puede ayudar a quemar grasa de manera significativa para perder peso.

El ácido acético, un componente principal del vinagre, puede aumentar la tasa metabólica y, por lo tanto, podría promover la pérdida de peso.

Pero lo cierto es que, tras muchos y muchos  estudios, se ha demostrado que aunque el ácido acético puede tener ciertos efectos beneficiosos en el metabolismo,  no se traducen en una pérdida de peso como tal (hablamos de algunos míseros gramos).

 

La supresión del apetito y la saciedad

 

Otro mito común relacionado con el vinagre es que puede ayudar a suprimir el apetito y promover la saciedad, lo que lleva a una menor ingesta calórica total.

Si bien algunos estudios han encontrado que el consumo de vinagre antes de una comida puede reducir la sensación de hambre y la ingesta de alimentos, estos efectos son temporales y varían de persona a persona, por lo que no es suficiente como para afirmar.

No hay evidencia sólida que respalde la idea de que el vinagre es una solución mágica para controlar el apetito.

 

¿Desintoxica el organismo?

 

El concepto de «desintoxicación» se ha popularizado en la cultura de la salud y el bienestar. La idea subyacente es que el cuerpo acumula toxinas a lo largo del tiempo debido a la exposición a sustancias nocivas en alimentos, agua, aire y otros factores ambientales.

El vinagre, en particular el vinagre de manzana, se ha promovido como un agente desintoxicante debido a su contenido de ácido acético y otros compuestos bioactivos. Se argumenta que el ácido acético puede ayudar a eliminar toxinas y mejorar la función del hígado y los riñones, los órganos responsables de la desintoxicación natural del cuerpo.

La realidad científica, es otra y por supuesto, es la que vale.

Aunque el vinagre puede tener algunos beneficios para la salud en cantidades moderadas, la idea de que actúa como un desintoxicante efectivo carece de evidencia científica sólida.

El cuerpo humano está equipado con un sistema de desintoxicación altamente eficiente que incluye el hígado y los riñones. Estos órganos trabajan en conjunto para procesar y eliminar sustancias nocivas del cuerpo de manera constante. El vinagre, nos sobra.

 

El peligro de los efectos secundarios

 

Es importante destacar que el consumo diario de vinagre para adelgazar, puede ser muy peligroso:

  • Irritación gastrointestinal: El ácido acético presente en el vinagre es fuerte y puede causar irritación en el revestimiento del estómago y el esófago. Esto puede dar lugar a molestias gastrointestinales, como ardor de estómago, acidez estomacal o dolor abdominal. Imaginar tomarlo en ayunas…¡menuda estupidez!
  • Erosión dental: El ácido del vinagre puede dañar el esmalte dental con el tiempo si se consume de manera frecuente o en altas concentraciones. Esto puede aumentar el riesgo de caries y sensibilidad dental.
  • Desmineralización ósea: Existe cierta preocupación de que el consumo excesivo de vinagre podría afectar la absorción de minerales como el calcio y el potasio, lo que potencialmente podría tener un impacto negativo en la salud ósea y muscular.
  • Desbalances electrolíticos: El consumo excesivo de vinagre puede llevar a desbalances en los niveles de electrolitos en el cuerpo, como el potasio, lo que puede tener efectos adversos en la función muscular y nerviosa.
  • Interacciones medicamentosas: En algunas situaciones, el vinagre puede interactuar con ciertos medicamentos, como los medicamentos para la diabetes o los diuréticos, lo que puede alterar su efectividad o causar efectos secundarios no deseados.
  • Daño a la garganta: El ácido acético puede causar irritación y daño en la garganta si se consume sin diluir o en grandes cantidades.
  • Reacciones alérgicas: En raras ocasiones, algunas personas pueden ser alérgicas o sensibles al vinagre, lo que puede provocar reacciones alérgicas como picazón en la piel, erupciones cutáneas o dificultad para respirar.
  • Pérdida de minerales: El consumo excesivo y continuo de vinagre puede llevar a la pérdida de minerales importantes, lo que podría afectar la salud en general.

 

 

La importancia de un enfoque real en la pérdida de peso

 

En lugar de buscar soluciones rápidas y milagros varios, pon los pies en la tierra y sé responsable.

Si quieres perder peso, échale actitud y sigue las recomendaciones:

 

  • Dieta equilibrada: Consumir una variedad de alimentos nutritivos y mantener un equilibrio adecuado entre calorías consumidas y gastadas.
  • Ejercicio regular: Incorporar actividad física en la rutina diaria para mantener un estilo de vida activo.
  • Hidratación adecuada: Beber suficiente agua es esencial para el funcionamiento adecuado del cuerpo y la regulación del apetito.
  • Descanso y manejo del estrés: Dormir lo suficiente y gestionar el estrés son componentes cruciales para mantener un peso saludable.
  • Consultar a un profesional de la salud: Siempre es aconsejable buscar orientación de un profesional de la salud o un dietista registrado antes de realizar cambios significativos en la dieta o el estilo de vida.

 

 

Si te ha gustado éste tipo de contenido, me ayudarías mucho si me lo haces saber dejando tu comentario más abajo.

Comparte para que llegue a más gente y de esa pueda seguir aportando contenido de calidad a éste portal web informativo.

¡Gracias!


 

¡Suscríbete para no perderte nada!

 


 

 

Deja tu comentario...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta entrada tiene 6 comentarios

  1. Laura

    En dietas y salud….. Al especialista de toda la vida. Cada cuerpo es un mundo. En fin…
    Gracias por informar y espero que lo lea mucha gente.

  2. Montse Bespin

    Muy interesante ! hay mucha gente que necesita tomar conciencia y que se cree todo lo que ve por internet , muchas gracias por poner luz en todo esos bulos

  3. Mariaelena Jara

    De toda lógica lo que expones. Ojalá mucha gente lo lea y se deje de creer en tonteras y milagros. Un abrazo, Mariaelena

    1. El Rincón de una Chiari

      Gracias María Elena!! El problema es que en internet se cree antes en un bulo que molestarse y buscar si la información es real. En fin, seguiremos luchando para que se haga la luz 😅😅😅😘😘😘