Vinagre cocina vs vinagre de limpieza

Print Friendly, PDF & Email

Cuántas veces te habrás preguntado ¿el vinagre de cocina es igual al vinagre de limpieza? es una pregunta que me hacen muchísimo en YouTube así que hoy he decidido aclararlo para que no queden más dudas al respecto.

El vinagre

 

El vinagre es un ingrediente que se ha puesto muy de moda por la filosofía de la limpieza sostenible, pero ¡no te equivoques! porque el vinagre  lleva siendo utilizado en diferentes aspectos  desde hace al menos 5000 años a.C.

Así que no, no hemos descubierto Roma…

Los primeros rastros de vinagre se encontraron en tumbas egipcias y en la Antigua Grecia, Hipócrates (padre de la medicina), aseguraba que el Oxycrat, una mezcla de agua, miel y vinagre ayudaba a tratar problemas respiratorios, curar llagas y heridas. Por otro lado los romanos lo usaban como bebida energética ¡y no necesitaban Red Bull oigan!

Louis Pasteur lo desentrañó en 1864, unos 500 años después de su descubrimiento. Descubrió y documentó que las bacterias Mycoderma aceti eran las que picaban el vino convirtiéndolo en ácido acético. El método que describió, conocido como el Método de Orleans, consistía en llenar barriles de la misma cantidad de ambos líquidos, y luego evacuar el vinagre que era reemplazado por el vino.

 

Diferencia entre vinagre de cocina y vinagre de limpieza

 

Obviamente llevan el mismo nombre y el aroma es similar pero, ¿son lo mismo? ¿se pueden utilizar para lo mismo?

Son parecidos en origen, pero no en sus aplicaciones y características.

  • El vinagre de cocina puede consumirse, mientras el de limpieza no es apto para el consumo.
  • El vinagre de limpieza tiene una acidez muchísimo más elevada haciendo que sus usos se limiten en ciertos aspectos.

 

Vinagre de cocina

El vinagre de cocina se obtiene mediante una doble fermentación (alcohólica y acética) y su porcentaje de acidez varía según el tipo de vinagre

  • Vinagre de vino  6/8%
  • Vinagres de fruta y sidra  3/5%
  • Vinagre de arroz   4%
  • Vinagres chinos  <4%

 

Las propiedades del vinagre de cocina

Gracias a las propiedades del vinagre, no solo se utilizaba para elaborar bebidas, alimentación y conservación de los mismos.

También era utilizado para limpieza y desinfección de objetos y superficies, como remedio natural y en la higiene personal, sobre todo para el cabello.

Algunas de sus propiedades más destacables son:

  • Antimicrobiano
  • Conservante
  • Antiséptico
  • Antioxidante
  • Acondicionador
  • Antidiabético
  • Adelgazante
  • Regula la acidez del estómago
  • Reduce el daño muscular
  • Cuida el cerebro
  • Y un largo etc…

Por suerte, las costumbres y tradiciones acaban por volver ya que en tiempos donde el cambio climático y la sostenibilidad están en el punto de mira, es una buena forma de empezar a tener conciencia y sustituir químicos por ingredientes naturales como es el vinagre.

 

Qué vinagre de cocina usar en limpieza

Aunque podríamos utilizar cualquiera de ellos, siempre es mejor utilizar vinagres cuya acidez es baja. 

El más recomendable por destilación sería el vinagre de manzana o vinagre blanco

Algunas de sus utilidades son:

  • Limpieza de cristales/azulejos: puedes hacer una disolución de agua y vinagre a partes iguales
  • Limpieza y descalcificador de baños (grifería, piezas, mamparas) : puedes emplearlo directamente o en disolución
  • Limpieza de cocina: gracias a su poder anti grasa es ideal para limpiar todo tipo de superficies como encimeras, fregaderos, campanas extractoras (siempre que no sea aluminio), nevera, recipientes…
  • Limpieza del horno:  aplica bicarbonato y vinagre y deja actuar durante 1 hora, después aclara con ayuda de un paño.
  • Limpieza del microondas: coloca en el interior un recipiente de agua con un buen chorro de vinagre y calienta durante unos minutos hasta que veas que la suciedad se ablanda. Pasa un paño por todo y verás como la suciedad sale sin esfuerzo, además eliminará los malos olores
  • Limpieza de ollas y sartenes: si éstas tienen quemaduras o restos incrustados, ponlas a calentar con agua, vinagre y una cucharada de bicarbonato. Al cabo de unos minutos, conseguirás retirar la suciedad fácilmente.
  • Limpieza de suelos: puedes elaborar un limpiador excelente para que tus suelos brillen como ninguno, PULSA AQUÍ para aprender a hacerlo.

 

Importante: lo que voy a mencionar ahora trae controversia porque mucha gente sigue usándolo por recomendaciones externas en base a su efectividad pero desconoce las consecuencias y daños técnicos de éstas máquinas.

  • Suavizante de ropa: es uno de los mejores acondicionadores textiles que puedes usar, innegable, sin embargo, su uso no está en absoluto recomendado para lavadora ya que el ácido acético puede dañar gravemente las piezas de aluminio del interior del bombo. Por lo tanto, se recomienda solo si el lavado/acondicionado se realiza a mano.

En su defecto, puedes usar ácido cítrico, ya que es igual (o mejor) de acondicionador/descalcificante y no dañará las piezas de la lavadora.

Si PULSAS AQUÍ te muestro como hacer una fórmula con ácido cítrico.

 

  • Descalcificador de máquinas: estamos en las mismas que con la lavadora, en éste caso es excelente para descalcificar pero si los aparatos contienen aluminio no deberías usarlo. Ante la duda, mejor usar ácido cítrico.

 

 

 

Vinagre de limpieza

El vinagre de limpieza es un producto derivado del vinagre blanco pero modificado.

Su nivel de acidez está en torno a 8/9% por lo tanto su efectividad será mayor en algunos aspectos pero sin embargo, sus usos se limitarán.

 

Usos del vinagre de limpieza

  • Limpieza de cal: el elevado grado de acidez del vinagre de limpieza facilita la descalcificación en duchas, mamparas, piezas de baño, azulejos, cañerías o grifos.
  • Limpieza de cristales/azulejos: puedes hacer una disolución de agua y vinagre a partes iguales
  • Desinfección de cocina y baño: puede utilizarse en la limpieza habitual de baños y cocinas ya que posee un gran poder antibacteriano
  • Limpieza del horno:  aplica bicarbonato y vinagre y deja actuar durante 1 hora, después aclara con ayuda de un paño.
  • Limpieza del microondas: coloca en el interior  un recipiente de agua con un buen chorro de vinagre y calienta durante unos minutos hasta que veas que la suciedad se ablanda. Pasa un paño por todo y verás como la suciedad sale sin esfuerzo, además eliminará los malos olores
  • Limpieza de ollas y sartenes: si éstas tienen quemaduras o restos incrustados, ponlas a calentar con agua, vinagre y una cucharada de bicarbonato. Al cabo de unos minutos, conseguirás retirar la suciedad fácilmente.

Importante: mucho cuidado con utilizarlo en encimeras de granito, mármol o Silestone, podría comerse el brillo.

  • Eliminación de chicles en tejidos: aplica  a partes iguales agua y vinagre de limpieza hirviendo y déjalo actuar al menos 20 minutos, frota con un cepillo y verás qué sencillo.
  • Limpieza de metales:  puedes limpiar los metales con vinagre para quitar el aspecto oxidado o oscurecido. Frota con un paño y déjalo actuar unos minutos, luego aclara. Verás el brillo que se queda.
  • Eliminador de olores textil: si tienes prendas a las que el detergente no lo termina de quitar el olor (prendas de gimnasio o un mono de taller con grasa de vehículos por ejemplo) deja la ropa en remojo durante 30 minutos en un barreño con agua, bicarbonato y un buen chorro de vinagre. Luego lava con normalidad.

Su uso no se recomienda en:

  • Suelos de piedra, laminados o madera
  • Muebles de madera
  • Superficies de pieza natural
  • Electrodomésticos

Deja tu comentario...