Edema: retención de líquido

Print Friendly, PDF & Email

La retención de líquidos o edema, es un problema que sufre mucha gente y en diferentes etapas de la vida. A veces, puede producirse por ingesta de medicamentos, enfermedades o malos hábitos en la alimentación entre otras muchas cosas que veréis más adelante.

¿Qué es la retención de líquidos?

 

 

El edema o retención de líquido, es la hinchazón provocada por una acumulación anormal de líquidos en el cuerpo. Esta se acumula dentro de los tejidos fuera del sistema circulatorio, bajo la piel.

De hecho, es un mecanismo de defensa.  El organismo tiene miedo a no recibir suficiente hidratación y decide acumular líquidos para evitar un desajuste.

Normalmente, suele producirse con mayor frecuencia en las piernas, tobillos y pies, pero también se localiza en abdomen, cara, brazos , manos y otras zonas, generando un aumento de peso, en algunas ocasiones, considerable. De hecho, una constante retención de líquidos puede provocar un aumento de la celulitis.

 

Por otro lado, mucha gente cree que al retener líquido, lo mejor es reducir la ingesta de  agua

¡Rotundamente no!

Beber poca agua, es precisamente uno de los detonantes de la retención. ¡Bebe agua!

 

¿Por qué se produce el edema?

 

Como hemos avanzado antes, son muchas las causas que pueden desencadenar retención de líquidos, entre ellas:

  • Mala alimentación
  • Sedentarismo
  • Cambios hormonales (embarazo, menopausia, período)
  • Mala circulación
  • Mucha sal en la dieta
  • Problemas hepáticos, cardíacos o renales.
  • La utilización de algunos medicamentos
  • Beber poca agua
  • Mal descanso
  • Estrés

Cómo saber si tienes retención de líquidos

La retención de líquidos hace que el peso, fluctúe.

Es posible que hoy entres en unos vaqueros y mañana no te cierran o te cuesta pasarlos por las piernas.

La mejor forma de averiguarlo es apretando un dedo en la zona afectada, y soltarlo.

Si la marca se mantiene durante unos segundos, estás sufriendo retención de líquidos y es hora de que te pongas manos a la obra para hacerla desaparecer.

 

Síntomas de la retención de líquidos

 

Los síntomas más frecuentes en personas que padecen edema son:

  • Hinchazón
  • Calambres
  • Debilidad
  • Malestar general
  • Cansancio
  • Piel apagada
  • insomnio

 

Cómo prevenir la retención de líquidos

 

Vamos a tener en cuenta los factores desencadenantes, para prevenir y tratar.
  • Alimentación y ejercicio
Una buena forma de evitar y prevenir la retención de líquidos, es llevar una alimentación saludable y aumentar la actividad física.

Los ejercicios cardiovasculares, son indispensables para  facilitar el trabajo a los riñones, para que de esa forma, elimine líquidos y toxinas.

Revisa tu dieta e incluye alimentos que te ayuden a depurar el cuerpo. Más adelante tendréis un artículo dedicado sobre ello.

  • Beber mucha agua

Lo recomendable es beber al  menos 8 vasos de agua al día

  • Modera la ingesta de sal

Elimina la sal de la dieta o al menos, redúcela.

  • Descansa

Aunque no lo creas, la falta de descanso favorece la retención de líquidos. Ojo con trasnochar a menudo.

  • Evita las piernas cruzadas y el estar muchas horas sentado

Si trabajas muchas horas sentado, procura hacer descansos cada hora para estirar y mover las piernas durante unos minutos.

Al llegar a casa, descansa con las piernas en alto.

 


 

¡Suscríbete para no perderte nada!

 


 

Si te ha gustado el artículo, te agradecería que me lo hicieras saber dejando tu comentario.

El feedback es muy importante para poder mantener éste portal y seguir creando contenido.

Comparte para que llegue a más gente ¡1000 gracias!

Deja tu comentario...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.