Diferencias entre Neurotípicos y Neurodiversos

💜 Comparte amor 💜

¿Tienes un cerebro normal o eres de los que piensa, hace y dice todo lo contrario al resto? En este artículo, analizaremos las diferencias entre neurotípicos y neurodiversos, términos que han emergido para describir dos categorías dentro del espectro de la cognición humana.

Diferencias entre Neurotípicos y Neurodiversos

 

 

Neurotípicos

Este concepto se refiere a las personas cuyas funciones cognitivas y comportamientos se ajustan a lo que la sociedad considera «normal» o «típico». Los neurotípicos generalmente siguen patrones convencionales en el desarrollo de habilidades sociales, comunicativas y de procesamiento de información.

Neurodiversos

Es un término más amplio que abarca a aquellos cuyas funciones cognitivas se desvían de la norma. Incluye condiciones como el trastorno del espectro autista (TEA), el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), la dislexia, entre otros que veremos más abajo en el artículo. La neurodiversidad, reconoce y celebra las variaciones naturales en la forma en que las personas piensan, aprenden y experimentan el mundo.

 

Comparación de características

 

Neurotípicos

  • Desarrollo cognitivo estándar: Los neurotípicos siguen patrones típicos de desarrollo cognitivo. Sus habilidades de aprendizaje y procesamiento de información se alinean con las normas establecidas, permitiéndoles comprender y aplicar conocimientos de manera convencional.
  • Habilidades sociales convencionales: La interacción social fluye de manera natural para los neurotípicos. Poseen una habilidad innata para comprender y aplicar las sutilezas de las relaciones sociales, facilitando una comunicación efectiva y la creación de conexiones significativas.
  • Adaptabilidad al sistema educativo y laboral convencional: Las estructuras educativas y laborales tradicionales están diseñadas considerando las características neurotípicas. Esto facilita la participación y adaptación de los individuos neurotípicos a entornos de aprendizaje y trabajo convencionales.
  • Procesamiento sensorial convencional: Las respuestas sensoriales, como la percepción del sonido, la luz y otros estímulos, siguen patrones convencionales en individuos neurotípicos. Su experiencia sensorial se alinea con las expectativas sociales en términos de percepción y reacción a estímulos del entorno.
  • Flexibilidad cognitiva y adaptabilidad: La capacidad para adaptarse a situaciones cambiantes y la flexibilidad cognitiva son rasgos destacados en el mundo neurotípico. Los individuos neurotípicos tienden a ajustar sus estrategias de pensamiento y comportamiento según las demandas del entorno.
  • Comunicación verbal y no verbal efectiva: La comunicación es una fortaleza en los neurotípicos, ya sea a través de habilidades verbales o no verbales. La expresión de ideas, emociones y pensamientos se lleva a cabo de manera clara y efectiva, facilitando la comprensión mutua.
  • Desarrollo emocional convencional: El desarrollo emocional en individuos neurotípicos sigue un curso típico. Pueden comprender y expresar una amplia gama de emociones, estableciendo conexiones emocionales con los demás de manera intuitiva.
  • Conducta : exhibe una conducta altamente gregaria, orientada hacia la imitación y la conformidad. Esta tendencia se manifiesta en la adopción de modas, la aceptación ciega de reglas y la obediencia a la autoridad sin cuestionar. La conducta de manada de los neuróticos se refleja en su habilidad para seguir las normas establecidas en cada ámbito sin analizar ni cuestionar su justicia o pertinencia.
  • Idolatría y obediencia ciega: Un rasgo distintivo de la conducta neurotípica es la propensión a la idolatría y la obediencia ciega. En la música popular, el deporte y otros ámbitos, los neurotípicos tienden a idolatrar a figuras que todos admiran, convirtiéndolas en referentes a imitar. Esta conducta refuerza la falta de una identidad individual marcada, ya que la idolatría sustituye la expresión auténtica.
  • Adaptación en el entorno laboral: La adaptabilidad y funcionalidad de los neurotípicos en entornos laborales es destacable. Su capacidad para seguir reglas y cumplir con mandatos los hace altamente eficientes en trabajos que requieren una obediencia estructurada. La atención meticulosa a los detalles y la ejecución precisa de las tareas asignadas reflejan su habilidad para funcionar dentro de sistemas organizativos establecidos.
  • Diferencias en la valoración de la emotividad: La conducta neurotípica pone el deber y las reglas por encima de las consideraciones humanas y emocionales. Este enfoque les permite desconectar emocionalmente cuando están ejecutando tareas asignadas, independientemente de su gusto o preferencia. En contraste, los neurodiversos valoran la autenticidad y buscan actividades que resuenen con sus emociones y deseos, priorizando la conexión personal con su labor.
  • Culminación en la obediencia a la autoridad: La culminación de la conducta neurotípica se observa en profesiones como policías y militares. La capacidad para seguir reglamentos y obedecer sin cuestionamientos a las autoridades superiores define su enfoque funcional y eficaz en roles que demandan una obediencia absoluta a las normas, incluso si estas van en contra de la justicia o la empatía.
  • Emotividad: La emotividad en los neurotípicos tiende a situarse en un rango medio a bajo. Estas personas no exhiben una reactividad emocional intensa, y sus sentimientos no suelen alcanzar profundidades significativas. Sin embargo, cabe destacar que esta moderada emotividad puede transformarse en una pasión ferviente cuando se trata de cuestiones grupales, como se evidencia en las hinchadas de equipos de fútbol, donde aflora una emotividad intensa. Empatía Neurotípica: En un Punto Intermedio: La empatía en los neurotípicos se ubica en un punto medio. Aunque no llega a alcanzar niveles tan bajos como en los psicópatas o narcisistas, la empatía neurotípica es, en general, moderada. Estas personas no suelen conectar profundamente con los demás en situaciones individuales y, en muchas ocasiones, suelen poner sus intereses personales por delante, actuando de manera egoísta.
  • Complejidad emocional y sensibilidad artística :  La complejidad emocional y la sensibilidad artística y estética son aspectos que se presentan de manera más plana en los neurotípicos. Su expresión emocional no alcanza las profundidades de los neurodiversos, y su sensibilidad artística y estética suele ser menos intensa. Esta característica contribuye a una forma más superficial de experimentar y expresar las emociones.
  • Inteligencia: Aunque es cierto que los neurotípicos pueden ser extremadamente inteligentes, su habilidad cognitiva se destaca en la capacidad de aprender y reproducir información de manera eficiente. Muchos neurotípicos son eruditos en sus campos y pueden replicar datos y teorías sin dificultad. Sin embargo, su inteligencia tiende a centrarse en la reproducción más que en la innovación.
  • Carencia de pensamiento lateral: Un rasgo distintivo en la cognición neurotípica es la ausencia de pensamiento lateral y creatividad cuestionadora. Aunque pueden absorber conocimientos detallados sobre un tema específico, tienden a carecer de la habilidad para cuestionar, criticar y adoptar un enfoque creativo. Su fuerza radica en seguir las corrientes ya establecidas y reproducir lo aprendido.
  • Especialización en la reproducción de conocimientos: La especialización en la reproducción de conocimientos es evidente en los neurotípicos, especialmente cuando son expertos en áreas específicas. Su capacidad para memorizar y replicar información es destacable, pero este enfoque puede limitar su capacidad para pensar fuera de los límites predefinidos y explorar perspectivas alternativas.

 

Uniformidad a lo largo del tiempo y la cultura

En esencia, la sociedad neurotípica es una masa de individuos que, sin importar la cultura o la época, aspira a imitar y conformarse según las reglas y convenciones predominantes. Imagina a un neurótico en la China medieval, siendo el arquetipo de la sociedad de esa época, o a un español del siglo XVII representando la esencia de la sociedad de su tiempo.

Influencia en las Instituciones Sociales

Las instituciones sociales, como la religión y el sistema educativo, también reflejan la neurotipicidad. En el contexto religioso, los neurotípicos tienden a ser devotos seguidores de normas divinas, códigos de conducta y líderes espirituales. En el sistema educativo, destacan como alumnos ejemplares que cumplen con las directrices y órdenes de los profesores.

La Importancia de aparentar en la sociedad neurotípica

La necesidad de aparentar se erige como un pilar fundamental en la sociedad neurotípica. La apariencia se convierte en un indicador de éxito dentro del grupo, donde demostrar conformidad con las expectativas sociales se valora más que el desarrollo individual. Para los neurotípicos, esta apariencia es un reflejo de su cumplimiento dentro del grupo.

El Fascismo como extremo de la neurotipicidad

En el ápice de la neurotipicidad se encuentra el fascismo, una expresión extrema donde la uniformidad y la obediencia ciega a un líder son fundamentales. El fascismo busca que todos sean idénticos, sigan las mismas normas y obedezcan a una autoridad sin cuestionamientos. Esta ideología refleja la tendencia de los neurotípicos hacia la conformidad extrema.

 

Neurodiversos

  • Diversidad en el desarrollo cognitivo: Los neurodiversos experimentan una amplia gama de patrones en el desarrollo cognitivo. Desde habilidades excepcionales en áreas específicas hasta enfoques únicos para resolver problemas, la diversidad es la norma.
  • Singularidades en las habilidades sociales: La neurodiversidad se refleja en una variedad de estilos de interacción social. Mientras algunos pueden tener habilidades sociales convencionales, otros pueden encontrar formas únicas y valiosas de conectarse con los demás.
  • Adaptación creativa en entornos educativos y laborales: La neurodiversidad desafía las estructuras convencionales al proponer adaptaciones creativas en entornos educativos y laborales. El reconocimiento y la inclusión de diversas formas de aprendizaje y trabajo son fundamentales.
  • Sensibilidad sensorial individualizada: Las respuestas sensoriales varían ampliamente entre los neurodiversos. Algunos pueden experimentar hipersensibilidad o hiposensibilidad, lo que destaca la necesidad de entornos que respeten y se adapten a las singularidades sensoriales.
  • Enfoques únicos y pensamiento no convencional: La neurodiversidad fomenta la apreciación de enfoques no convencionales y pensamiento divergente. La creatividad y la innovación a menudo se nutren de las perspectivas únicas que aportan los neurodiversos.
  • Comunicación auténtica y diversificada: La comunicación puede manifestarse de maneras diversas en los neurodiversos, incluyendo formas no verbales y otros métodos alternativos. Celebrar la autenticidad y diversidad en la expresión es esencial.
  • Riqueza en la experiencia emocional: La diversidad emocional en los neurodiversos es un aspecto enriquecedor de la experiencia humana. Comprender y respetar las expresiones emocionales diversas contribuye a una conexión más profunda y comprensiva.
  • Conducta: optan por una forma de comportarse más individualista. Su deseo de expresar su propia voluntad, deseos y emociones los lleva a actuar de manera autónoma e independiente.
  • Emotividad y empatía: exhiben una emotividad más intensa y una empatía más rica. Su capacidad para experimentar emociones profundas y complejas se traduce en una gama más amplia de expresiones y una conexión más profunda con su entorno emocional. Esta emotividad más intensa no debería ser vista como patológica; es una parte intrínseca de su experiencia cognitiva y emocional única.
  • Gestión de la emotividad: La gestión de esta emotividad intensa se convierte en un arte para los neurodiversos. Aunque la intensidad emocional puede llevar a la susceptibilidad y la hiperreactividad, aprender a gestionar estas emociones es esencial. No se trata de suprimir la emotividad, sino de canalizarla de manera saludable y constructiva. En este sentido, existen métodos y herramientas psicológicas que pueden ser beneficiosos para los neurodiversos que deseen explorar y entender su compleja vida emocional.
  • Superdotados y su necesidad de pensamiento propio: La cognición en los neurodiversos, especialmente en aquellos identificados como superdotados, se caracteriza por la necesidad de pensar por sí mismos. La autonomía cognitiva es esencial para ellos, ya que buscan no solo aprender sino también reflexionar, cuestionar y formar sus propias conclusiones. La rigidez de las estructuras establecidas puede hacer que se sientan incómodos.
  • Reflexión y cuestionamiento : La capacidad de reflexionar y cuestionar se percibe como una virtud en la cognición de los neurodiversos. No se trata solo de aprender información, sino de comprenderla, criticarla y, en última instancia, aplicarla de manera significativa. Esta mentalidad cuestionadora puede ser vista como una amenaza por los neurotípicos, pero es esencial para un pensamiento independiente.
  • Desafío en el Sistema Educativo: El sistema educativo general, diseñado predominantemente para los neurotípicos, presenta un desafío para los neurodiversos, especialmente para los superdotados. La estructura centrada en la repetición y la obediencia choca con la necesidad de los neurodiversos de cuestionar y explorar. Muchos superdotados pueden sentirse desvinculados y desmotivados en un entorno que no fomenta su estilo cognitivo único.

 

Tipos de neurodivergencias

 

  • Autismo: El Autismo, también conocido como Trastorno del Espectro Autista (TEA), es un trastorno neurobiológico que se manifiesta desde la infancia. Cada persona con autismo presenta manifestaciones únicas, siendo sus características fundamentales la dificultad en la comunicación e interacción social, junto con patrones atípicos y repetitivos de comportamiento. Importante destacar que el autismo no es una enfermedad curable, sino una condición que perdura a lo largo de toda la vida.
  • Dislexia: La dislexia, clasificada como un trastorno específico del aprendizaje, forma parte de los trastornos del neurodesarrollo. Quienes la padecen experimentan desafíos en el aprendizaje y aplicación de habilidades académicas, incluyendo dificultades en la lectura precisa, comprensión numérica y entendimiento del significado de lo leído.
  • TDAH (Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad): Este trastorno neurológico del desarrollo se caracteriza por patrones recurrentes de falta de atención, hiperactividad e impulsividad que afectan el desempeño y desarrollo de la persona. Los síntomas pueden interferir en diversas áreas de la vida, como lo académico, social o laboral.

Otras neurodivergencias: Además de las mencionadas, existen diversas neurodivergencias que contribuyen a la riqueza y variedad del espectro neurológico.

Algunas de ellas incluyen:

  • Dispraxia: Un trastorno que afecta la coordinación motora y el desarrollo de habilidades motoras finas y gruesas.
  • Sinestesia: Una condición donde los estímulos sensoriales se mezclan, dando lugar, por ejemplo, a asociaciones entre colores y sonidos.
  • Epilepsia: Un trastorno caracterizado por convulsiones recurrentes debido a la actividad eléctrica anormal en el cerebro.
  • Trastorno Bipolar: Una condición que provoca cambios extremos en el estado de ánimo, desde la depresión hasta la manía.
  • Trastorno Obsesivo-Compulsivo (TOC): Un trastorno de ansiedad que implica pensamientos obsesivos y comportamientos compulsivos.
  • Síndrome de Tourette: Se caracteriza por movimientos y sonidos involuntarios, conocidos como tics, que pueden afectar la calidad de vida.

 

 

El desafío de ser neurodiverso en un mundo neurotípico

Para los neurodiversos, vivir en una sociedad neurotípica puede plantear desafíos significativos.

La falta de comprensión y aceptación hacia formas de pensamiento y comportamiento diferentes, puede generar la sensación de no encajar. Sin embargo, es crucial recordar que la neurodiversidad es una manifestación legítima de la diversidad humana, y no hay necesidad de intentar ser algo que no se es.

Un neurotípico, JAMÁS podrá ser neurodiverso, aunque lo intente.

 

Aceptación de la Neurodiversidad

En última instancia, la clave radica en la aceptación de la neurodiversidad. Los neurodiversos no deben sentirse obligados a adoptar la neurotipicidad.

En cambio, buscar comunidades y relaciones auténticas con otros neurodiversos puede proporcionar un espacio donde la diversidad sea valorada y celebrada.

 

 

¿Te ha gustado el contenido? 

Comparte para que llegue a más gente y de esa forma pueda seguir aportando contenido de calidad a éste portal web informativo.

¡Gracias!


 

¡Suscríbete para no perderte nada!

 


 

Deja tu comentario...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.