Relajación con un puñado de sal en la mano

💜 Comparte amor 💜

En medio de nuestras agitadas vidas cotidianas, encontrar momentos de paz y relajación es esencial para mantener un equilibrio emocional y físico. Uno de los métodos menos conocidos, pero sorprendentemente efectivos es sostener un puñado de sal en la mano. Este antiguo ritual de relajación ha sido utilizado durante siglos en diversas culturas y hoy te invitamos a explorar sus beneficios.

Orígenes y tradiciones

 

 

 

La práctica de sostener un puñado de sal en la mano nace en la medicina tradicional china y más tarde, en la cultura ayurvédica aunque se desconoce en qué año.

En ambas tradiciones, la sal es vista como un elemento purificador y equilibrador, capaz de eliminar las impurezas y restaurar la armonía en el cuerpo y la mente.

El contacto de la sal en la mano, estimula puntos de presión y meridianos de la misma, lo que a su vez puede influir positivamente en la energía y la circulación del cuerpo.

Esta técnica se ha transmitido de generación en generación y continúa siendo apreciada por sus efectos calmantes.

Personalmente, es algo que hago mucho y que además,  he compartido varias veces por Instagram. De hecho, mucha gente me escribió para decirme que le había ido muy bien cuando tenían picos de ansiedad o estrés.

 

Los beneficios de la relajación con sal en la mano

 

 

  • Alivio del estrés: Sostener un puñado de sal en la mano puede ayudar a reducir el estrés y la ansiedad. La textura de la sal y la sensación de peso en la mano pueden actuar como anclajes físicos, ayudando a calmar la mente y reducir la tensión.
  • Estabilidad emocional: La sal se asocia con la estabilidad y el equilibrio en muchas tradiciones espirituales. Al sostenerla en la mano, se busca restaurar la armonía emocional y promover un estado de ánimo positivo.
  • Purificación energética: Desde una perspectiva energética, la sal se considera un purificador. Sostenerla en la mano puede ayudar a limpiar y liberar energías negativas, dejando espacio para la positividad y la claridad.
  • Foco y atención plena: Esta práctica puede ser una excelente herramienta para la atención plena. Al concentrarse en la sensación de la sal en la mano, se fomenta la concentración y la presencia en el momento presente.

 

Cómo realizar esta relajación

 

La práctica en sí es bastante simple:

Preparación: Comienza por elegir un tipo de sal que te resulte cómodo y agradable al tacto. La sal marina o la sal del Himalaya suelen ser opciones populares debido a su textura y pureza.

  • Sostén la sal: Lava tus manos y sécatelas. Luego, toma un puñado (una cucharada sopera y media) de sal gruesa marina (debe ser de este tipo), y colócalo en la palma de una de tus manos. Aprieta ligeramente sin hacerte daño.
  • Respira profundamente: Cierra los ojos y toma algunas respiraciones profundas y lentas. Concédele a esta práctica tu plena atención.
  • Explora la sensación: Experimenta la textura de la sal en tu mano. Observa cómo se siente, cómo cambia la temperatura de tu piel y cómo se amolda a la forma de tu palma.
  • Medita o reflexiona: Durante este tiempo, puedes meditar, reflexionar sobre tus pensamientos o simplemente disfrutar del momento. La clave es estar presente y consciente.
  • Finaliza con gratitud: Cuando te sientas relajado y renovado, agradece el tiempo que te has dado a ti mismo y a esta práctica. Lava tus manos para eliminar la sal y conéctate con la sensación de ligereza y bienestar.

 

Nota: esa sal se desecha directamente bajo el agua corriente. No debe reutilizarse.

 

Es una técnica simple, pero poderosa.

Antes de que comentes nada, te ruego que lo pongas en práctica y después si te apetece, me encantaría leer tu experiencia si me dejas el comentario justo aquí debajo.

¡Te espero! 🤗

 

 

Si te ha gustado éste tipo de contenido, me ayudarías mucho si me lo haces saber dejando tu comentario más abajo.

Comparte para que llegue a más gente y de esa pueda seguir aportando contenido de calidad a éste portal web informativo.

¡Gracias!


 

¡Suscríbete para no perderte nada!

 


 

Deja tu comentario...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.