Comer por ansiedad

Print Friendly, PDF & Email

La comida, además de ser un placer o una necesidad básica para sobrevivir, también puede convertirse en un mal recurso por culpa de la mala gestión de las emociones. Eso sumado con otros factores, pueden desencadenar ansiedad y con ello, comer de manera muy descontrolada o desencadenar otros trastornos alimenticios.

Ansiedad ¿Por qué me da por comer?

 

 

Aunque cada persona lo experimenta de una forma diferente según sus circunstancias, en todas ellas, lo que lo provoca… es el estado mental.

 

Sentir ansiedad, es un indicativo de que llevamos demasiado tiempo sin escuchar a nuestro cuerpo.

 

Una mala gestión de las emociones, nos lleva a la necesidad de cubrir ciertas carencias y mucha gente las cubre de esta forma, comiendo. Y no necesariamente, son atracones.

La ansiedad es un fantasma que puede pasar desapercibido y no eres consiente de eso hasta que la consecuencia de un posible sobrepeso o problema de salud, aparece.

Puedes estar tranquilamente en el sofá viendo la televisión, pero en segundo plano, tu cabecita trabaja a marchas forzadas. Sin darte cuenta, te has levanto varias veces para ir a la cocina: dulce por aquí, salado por allá…la cuestión es picotear.

El problema viene cuando ese picoteo, se convierte en un hábito ante situaciones de ansiedad.

 

Estrés agudo

Cuando el estrés se presenta de forma continua, ya sea físico o emocional,  se incrementa la cantidad de cortisol en nuestro organismo. Esto provoca un estado de alerta constante lo cual puede dejarnos literalmente, agotados y como consecuencia, la temida ansiedad.

Por supuesto, el cortisol también afecta a nivel metabólico, ya que puede provocar sobrepeso, resistencia a la insulina,  diabetes tipo II, hipertensión y retención de líquidos entre otras muchas patologías.

Gestionar mal las emociones

Todo el mundo puede pasar por circunstancias difíciles y complicadas,  lo relevante es, como gestionamos todo eso.

Gestionar mal las emociones básicas, ya sea reprimiendo o conteniendo, deriva en ansiedad, lo que nos lleva a comer de forma desordenada.

Relaciones interpersonales

Reprimir nuestros sentimientos a la larga, puede provocar estados ansiosos.

Quizás pasas tu vida esperando cosas de los demás que no recibes, pero tú tampoco te comunicas con ellos ni les dices como te sientes. Eso genera frustración.

Comer se convierte en recurso para enfrentarnos ante situaciones que nos generan estrés o frustración.

Insatisfacción

Las personas necesitamos motivación para cubrir necesidades personales y de esa forma, sentirnos realizados en la vida.

Cuando nuestra vida se limita a una rutina sin nada que nos alimente positivamente, pasa factura.

Comer se convierte en un entretenimiento que genera placer temporal, aunque acabe con posibles arrepentimientos posteriores.

 

Baja autoestima-Mala relación con uno mismo

La autoestima está basada en la autoimagen y nuestra capacidad para querernos.

Una persona sin autoestima, tiende a comparar constantemente y presenta dificultades para relacionarse con los demás ya que su concepto de sí mismo, es insuficiente.

Normalmente son personas que tienen tendencia a recrearse en todo lo negativo que ven de sí mismos, se dedican poco tiempo , son muy indecisos, evitan exteriorizar sentimientos con los demás y suelen darse por vencidos rápidamente con cualquier cosa.

La comida actúa como una distracción para no pensar.

 

Dado que es un tema muy extenso e interesante, ¿te gustaría que dedicara un artículo a la autoestima?  ¡déjamelo en comentarios!

Decirte que si te interesa, tengo un artículo llamado «técnica del espejo» que sirve para mejorar el autoestima.

 

Autocontrol excesivo con la comida

Cuidar lo que comemos no es malo, siempre y cuando no derive en obsesión.

Llevar un autocontrol excesivo con la comida puede generar el efecto rebote: más ansiedad por comer ciertos alimentos, comer en la noche o pegarse atracones de pie junto a la nevera.

 

Como controlar la ansiedad

 

Ayuda profesional

Tengas o no, un problema con la comida, acudir a un psicólogo puede ayudarte en muchos ámbitos.

Por desgracia, son muchas las personas que no acuden al psicólogo por el estigma que le rodea.

La salud mental debe cuidarse desde la prevención, por lo que, si acudes anualmente al médico de cabecera a hacerte una revisión ¿por qué demonios no vas al psicólogo? de verdad…

Una buena forma de gestionar las emociones es teniendo buenas herramientas para controlar la ansiedad y las ganas de devorar a todas horas, en eso te ayudará el psicólogo.

Realiza ejercicio

Sabemos de sobra que el ejercicio, es la mejor fuente de prevención de enfermedades, pero por si te ha olvidado de los beneficios que tiene, te refresco la memoria:

  • Reduce los niveles de estrés
  • Reduce la ansiedad
  • Mejora el estado de ánimo
  • Ganamos salud
  • Aumenta la autoestima
  • Genera autoconfianza
  • Mejora el autocontrol

Realizar ejercicios de relajación

Recurre a técnicas y ejercicios de relajación para calmar tu estado de ánimo. De esta manera, lograrás reducir la tensión corporal y tranquilizarte, sintiendo un impacto positivo sobre los niveles de ansiedad. La meditación, la respiración con el diafragma y el mindfulness son algunos de los ejercicios de relajación más recomendados para controlar la ansiedad por carbohidratos o por cualquier otros nutrientes.

Ejecutar actividades

Si le das muchas vueltas a la cabeza y no encuentras otro entretenimiento que el de abrir y cerrar la nevera, es que tienes demasiado tiempo libre.

Todo el mundo tiene un hobby, pero si tú no lo tienes ¡búscalo!

  • Pasear
  • Dibujar
  • Leer
  • Aprender un idioma
  • Bailar
  • Montar en bici
  • Hacer jabón…

¡¡Será por opciones!!

Sentirnos realizados mientras hacemos algo que nos gusta, se traduce en satisfacción y autoestima.

Dormir 

Comer constantemente a deshoras, puede alterar el ciclo del sueño, por lo tanto, consecuencias nocivas para nuestro organismo.

 

Mejora la relación que tienes contigo mismo

Olvídate un poco de los demás y céntrate en ti. No es egoísmo, es amor propio.

Tómate tu tiempo para conocerte más y mejor. Y una buena forma de hacerlo es, mediante la técnica de Jacobson, te ayudará a controlar la ansiedad.

Puedes leer el artículo completo pulsando sobre este enlace: » Técnica de Jacobson»

 

 

Si te ha gustado éste tipo de contenido, me ayudarías mucho si me lo haces saber dejando tu comentario más abajo.

Comparte para que llegue a más gente y de esa pueda seguir aportando contenido de calidad a éste portal web informativo.

¡Gracias!


 

¡Suscríbete para no perderte nada!

 


 

Deja tu comentario...