Alimentación en enfermedades autoinmunes

  • Categoría de la entrada:SALUD
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios
Print Friendly, PDF & Email

Los trastornos autoinmunes se producen cuando el sistema inmunitario ataca destruyendo las células sanas del organismo cuando en su lugar, debería protegerlo contra  ataques de virus, bacterias, toxinas, etc. La alimentación es un factor que sin duda influye en el organismo a nivel general pero cuando hablamos de enfermedades autoinmunes, hay que prestar mucha atención.

Se desconocen las causas que provocan las enfermedades autoinmunes, pero si se tienen en cuenta los factores hormonales, genéticos, infecciosos y como no, ambientales.

Algunas de esas enfermedades más conocidas son: esclerosis, enfermedades inflamatorias intestinales, artritis reumatoide, Hashimoto, psoriasis y un larguísimo etc.

Hasta la fecha, no tienen cura.

La alimentación en las enfermedades autoinmunes

 

No existe una dieta genérica como tal para éstos problemas, pero si existen alimentos con propiedades antiinflamatorias que pueden ayudar en el proceso de éstas enfermedades y está más que documentado que la mayoría  reaccionan de forma positiva a los cambios de dieta.

De hecho y según una investigación realizada en Suecia, el estudio realizado a una serie de participantes a los que se les pautó la ingesta de ciertos alimentos, arrojó resultados muy positivos. Actualmente, se sigue investigando en el avance.

 

 

Protocolo autoinmune

El protocolo autoinmune no es una dieta sino un método o plan alimentario temporal en el que se elimina durante 1 a 3 meses (o más tiempo, depende del paciente)  aquellos alimentos que pueden promover la inflamación y provocar reacciones autoinmunes en el organismo para después, reintroducir de nuevo los alimentos previamente suprimidos y así poder identificar cuáles son los que provocan dicha reacción.
Debemos recordar que en torno al 70% de las células inmunitarias se encuentran en el sistema digestivo por lo tanto, debemos regenerar y repararlo para reducir al mínimo la actividad inmunitaria.
Alimentos excluidos en la fase de eliminación: 
  • Lácteos
  • Aceites vegetales (aceite soja, lino, colza …)
  • Cereales
  • Legumbres
  • Azúcares y edulcorantes naturales o artificiales
  • Semillas, frutos secos y especias derivadas de semillas (mostaza, nuez moscada, comino, pimienta …)
  • Solanáceas (patata, tomate, berenjena, pimiento, morrón…)
  • Huevos
  • Alcohol
  • Chocolate, cacao y café
  • Aditivos alimentarios

Alimentos permitidos:

  • Grasas (aceite de oliva virgen, de coco, grasa de animales de pasto)
  • Carne, aves, vísceras, marisco y pescado
  • Frutas y verduras, excepto las solanáceas (patata, tomate, berenjena, pimiento, morrón…)
  • Alimentos probióticos (kombucha, chucrut, kéfir de agua o de coco)
  • Infusiones de hierbas
  • Vinagres sin azúcares ni pasteurizados
  • Miel cruda en muy pequeñas cantidades y de forma ocasional

Obviamente para mejores resultados debe ir acompañado de ejercicio diario, descanso adecuado, estrés controlado y un poquito de sol.

 

Dietas que pueden ayudarte si padeces una enfermedad autoinmune

 

 

 

Dieta antiinflamatoria

Ésta dieta es muy similar a la mediterránea con la cual se ha podido demostrar que disminuye el riesgo de enfermedad crónica y aumenta la esperanza de vida.

Se trata de eliminar e incorporar a la dieta lo siguiente:

Eliminamos :

  • Lácteos

Incluímos:

  • Pescado
  • Aceite de oliva
  • Fruta
  • Verduras
  • Legumbres
  • Frutos secos
  • Semillas

Transcurrido de 1  a 3 meses, se puede empezar a integrar los lácteos de nuevo y ver como le sientan al paciente.

Nota informativa: según estudios científicos ésta es la dieta que deberían seguir los trabajadores que realizan guardias o jornadas muy largas.

Una dieta basada en vegetales

Según diversos estudios realizados sobre el tema, se ha comprobado que éste tipo de dieta beneficia a la mayoría de personas con enfermedades autoinmunes.

Eliminamos :

  • Gluten
  • Azúcar refinado y edulcorantes artificiales
  • Lácteos
  • Aceites vegetales
  • Huevos
  • Café
  • Granos
  • Legumbres
  • Verduras solanáceas (patata, tomate, berenjena, pimiento, morrón…)
  • Frutos secos

Incluímos:

  • Vegetales  (excepto solanáceas: patata, tomate, berenjena, pimiento, morrón…)
  • Fruta

Algunas personas podrían tolerar mejor los vegetales cocinados, ya que el proceso rompe muchas de las moléculas más grandes (que pueden suscitar reacciones inmunes en personas sensibles).

Los alimentos sospechosos se reintroducen individualmente después de que los síntomas hayan disminuido, para determinar qué se puede consumir de forma segura y qué se debe evitar por completo

 

Dieta sin gluten

El gluten es una proteína que está presente en ciertos cereales, siendo más  y más destacado en el trigo.

Su inclusión como dieta en enfermedades autoinmunes es muy clara en la celiaquía, en la cual la ingesta del gluten  debe evitarse de forma estricta ya que provoca reacciones graves o muy graves

La avena, es una alternativa al trigo.

En el caso de que no haya una razón médica (como la celiaquía),  el gluten debe incorporarse en la dieta de nuevo siempre y cuando no sea un alimento de los que interfieran en la sintomatología.

Deja tu comentario...