Cáscara aloe vera

  •  
  •  
  • 6
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    6
    Compartidos

La cáscara del aloe vera es la gran olvidada de ésta gran planta. Nos centramos en el gel y desechamos la cáscara pensando que es un desecho y es un gran error, ya que sus propiedades están a la misma altura que el gel convirtiéndolo en un poli-fármaco.

Es muy apreciada y utilizada en medicina natural tradicional china. Sin embargo, en occidente tanto la información como su uso, es más bien escaso o nulo.

Pero para que entiendas, nos vamos a centrar en su composición y más abajo te enseñaré como preparar la cáscara para su uso tópico terapéutico.

COMPOSICIÓN DE LA CÁSCARA DEL ALOE

Seguramente cuando te dispones a extraer el aloe lo primero que haces es dejar la penca u hoja en remojo unas horas para que suelte ese líquido amarillento, a veces rojizo u oscuro más conocido como alcíbar o látex del aloe. Y es como debe hacerse si solo queremos el gel.

Pero en el caso de querer beneficiarnos de las propiedades de la cáscara del aloe, éste procedimiento debe realizarse de otra forma para no perder las propiedades curativas que posee el acíbar.

 

ALCÍBAR O LÁTEX DEL ALOE

Éste jugo amarillento llamado alcíbar, contiene un grupo de moléculas más conocidas como antraquinonas las cuales son curativas ¡y tóxicas a su vez! por eso es importante que leas con detenimiento y puedas usarlo con responsabilidad.

En éste artículo no hablaremos de su uso ingerido, el cual se utiliza desde hace milenios como:

  • Laxante
  • Amenorrea
  • Purgante
  • Desintoxicante

Importante: Si deseas darle uso ingerido, acude a un profesional médico  naturópata ya que hay que usarlo con extrema cautelaSi estás embarazada JAMÁS debes consumirla  ya que puede provocar contracciones intrauterinas.

Por lo tanto, el uso que le vamos a dar aquí, es exclusivamente TÓPICO.

ANTRAQUINONAS

Las antraquinonas están compuestas de:

  • Aloína

Es un compuesto de dos diastereoisómeros que son la aloína A ( Barbaloína ) y la Aloína B ( Isobarbaloína)

Es la más conocida y la responsable del color amarillento.

Sus propiedades son antibióticas, analgésicas y laxantes

  • Barbaloína o Aloína A

Posee propiedades bactericidas

  • Isobarbaloína o Aloína B

Posee propiedades catárticas ( aceleración de la defecación ) y anticancerígenas

  • Aloe-Emodina

En la realidad es la oxidación de la aloína.

Sus propiedades son antimicrobianas, antivirales y hepatoprotectoras.

  • Emodina

Según estudios científicos ha mostrado tener efectos anticancerígenos y antiinflamatorios además de ayudar a combatir infecciones en la piel.

Sus propiedades más conocidas son las calmantes, bactericidas, fungicidas, febrífugos y laxantes.

  • Ácido crisofánico

Es un derivado de la emodina del aloe que acabamos de ver.

Sus propiedades son excelentes para tratar la psoriasis , ciertos hongos cutáneos y como regulador intestinal.

  • Ácido cinámico:

Es capaz de descomponer los tejidos necróticos (tejidos muertos)

Sus propiedades calmantes son excelentes y es un gran fungicida.

  • Resistenoles

Posee propiedades bactericidas

  • Ácido aloético:

Estas resinas poseen propiedades bactericidas y antivíricas.

  • Ácido etéreo:

Posee cualidades anestésicas y analgésicas del éter, pero no es tóxico

  • Antraceno

Posee propiedades bactericidas

  • Antranol

Es un buen protector solar y posee acción anticancerígena.

CÓMO DESHIDRATAR Y USAR LA CÁSCARA DE ALOE

Si me sigues en mi canal de YouTube, seguramente ya has visto el vídeo en el que usamos éstas pieles de aloe vera deshidratada. Se trata del bálsamo antibiótico para curar la queilitis angular o boqueras (además de tratar herpes y heridas) el cual dejaré al final de la entrada por si te interesa.

Pero lo cierto es que mucha gente no sabe como realizar la deshidratación de la cáscara sin perder sus propiedades. Y aquí te mostraré como se hace en la medicina china.

Antes de nada, debes tener en cuenta que  planta del aloe Vera tiene que tener un mínimo de madurez de 2 años. Si la planta tiene menos de 2 años, no la uses ya que aún no ha desarrollado las propiedades y principios activos.

Deshidratación del aloe paso a paso

Las pieles del aloe vera se pueden deshidratar de 2 formas:

Al sol: te llevará unos 3 días siempre y cuando haga sol. Si no te urge, usa éste método y así no gastas luz/gas.

Al horno: te llevará unas 4/6 horas (depende del tamaño que las hagas ) a menor tamaño, menor tiempo. El sistema prácticamente es el mismo como en el vídeo que te mostré de «Cómo secar cítricos»

  • Cogeremos las pencas de la planta que sean más maduras, osea las que están en la parte más baja de la planta. Procura cortar con cuidado y lo más cercano a su tronco base para no dañar ni estresar la planta para que siga creciendo y desarrollándose.
  • Lavaremos las pencas bajo el agua, a conciencia.
  • Cortaremos los extremos un poco, las puntas sobre todo y realizaremos un corte vertical en la cáscara lo más superficial posible.

Se realiza de ésta forma para no perder todas las antroquinonas del aloe. Al realizar  una «herida» vertical, la aloína o látex del aloe no descenderá al corte realizado en la base si no que,  tratará de salir antes por la herida que hemos realizado sin que llegue a perderse por su base. Esto mantendrá la aloína más tiempo en la cáscara pero habremos desecho una parte de su toxicidad.

  • En un bowl con agua, vamos a introducir las pencas de forma vertical y las vamos a dejar en remojo un máximo de 10 minutos. No te olvides y pon un temporizador ya que si pasa de ese tiempo, adiós a la cáscara y sus propiedades.
  • Transcurrido ese tiempo, sacamos las pencas del bowl y recortamos tanto la base y la punta (solo un poco) como los extremos ( donde están los pinchos).
  • Prepara un recipiente estéril para el gel.
  • Ahora cortaremos la penca en trozos grandes y éstos los cortaremos por la mitad (separando ambas cáscaras) para extraer el gel.
  • Podemos hacerlo rascando con una cuchara o simplemente con un cuchillo retirar todo el gel de su interior hasta dejar solo la piel
  • En una bandeja de horno coloca una hoja de papel de aluminio con la parte más brillante hacia arriba (eso acelerará el proceso de secado).

Si vas a deshidratar en horno, enciende a 90º con turbo ( si lo tiene )

Si vas a deshidratar al sol, deja la bandeja al sol directo al aire libre todas las horas posibles del día. De noche, la bandeja guárdala en el horno apagado para que la humedad no lo estropee. Haz éste procedimiento hasta que seque por completo y las pieles «crujan» al romperse.

  • Ves cortando las pieles en tiras de 1 cm de grosor de ancho y unos 5/6 de largo aproximadamente ( así deshidratará más rápido ) y ves colocándolas sobre la bandeja
  • Introduce la bandeja en el horno y cada hora, procura girar o remover las pieles para el proceso de secado sea más rápido
  • El tiempo de deshidratación como dije antes, es estimado. Puede llevar de 4 a 6 horas dependiendo del tamaño de las mismas y de si has raspado bien el gel. Si dejas gel en las pieles, tardará más en deshidratar.

Para saber si están bien secas, coge una hoja e intenta partirla por la mitad:

  • Si se parte al  instante de ejercer presión y cruje, ¡enhorabuena! están listas
  • Si presenta flexibilidad al doblar, aunque acabe partiéndose después, necesita más tiempo de secado.

Una vez ya tienes las pieles secas, hay que guardar en un recipiente de cristal con tapa previamente esterilizado

 

 

 

 

  •  
  •  
  •  
  • 6
  •  
  •  
  •  

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Soledad

    Y yo como la mayoría de gente que conozco tirando la piel del aloe vera 🤦

Deja tu comentario...