Baño de descarga energética

💜 Comparte amor 💜

En nuestro ajetreado día a día, es común sentir que nuestro cuerpo se carga de energía negativa debido a diversas situaciones que bloquean nuestro bienestar, pero no desesperes, existe un ritual  que nos permite limpiar nuestra energía fácilmente. Se trata del baño de descarga energética, un poderoso acto que nos ayuda a alejar las malas vibras, renovar nuestra energía y aumentar el ánimo para enfrentar con mayor fuerza nuestra jornada.

Baños de descarga energética

 

 

Somos energía, eso lo sabes ¿verdad?

Partiendo de esa base vamos a tener en cuenta que cada día, nos exponemos a lugares o personas que transmiten, incluso sin quererlo, malas energías, y nuestro cuerpo las absorbe, lo que puede generarnos complicaciones físicas y emocionales.

El baño de descarga con sal es una antigua técnica que ha sido empleada por diversas culturas a lo largo de la historia.

La sal es conocida por su capacidad para repeler las malas vibras, purificar nuestro campo áurico y protegernos de cualquier ataque energético. Además, esta práctica armoniza desequilibrios emocionales y bloquea la envidia, los celos y el mal de ojo.

 

Cómo realizar un baño de descarga energética

 

Recomendaciones:

  • Antes de sumergirnos en la práctica del baño de descarga, es recomendable hacer una limpieza energética de nuestro hogar. Esto garantizará que estemos en un ambiente completamente libre de energía negativa y potenciará los efectos del baño.
  • Este baño puede realizarse una vez al mes, y es especialmente efectivo si se hace antes de dormir.
  • Si te rodeas de personas muy tóxicas o estás pasando por una situación que te genera mucha agitación o ansiedad constante, puedes hacerlo una vez a la semana.

 

Ingredientes para el baño

Esta receta es 100% personalizable en cuanto a ingredientes, pero para que no tengas que romperte la cabeza pensando o buscando, te dejo mi receta especial.

Ingredientes BASE:

  • Agua corriente o mejor, agua de lluvia
  • Sal marina gruesa
  • Limón o lima
  • Hierbas (frescas o secas)
  • Especias
  • 3 gotas de aceite esencial de Ruda  (no se puede sustituir)

Ingredientes POTENCIADORES:

  • Un manojo de : ruda, incienso (la planta), salvia y laurel
  • 2  ramas de canela en rama (variedad occidental, la típica de cocina)
  • 10 clavos de olor
  • 10 semillas de cardamomo

 

Preparación del agua

En primer lugar, asegúrate de contar con una bañera (o tina) para sumergirte.

Si no dispones de una, puedes hacerlo en la ducha utilizando un barreño lo suficientemente grande como para ponerte de pie dentro y un cuenco/bol para echarte por encima el agua que vamos a preparar.

Este baño es de descarga energética, no para lavarte por lo que si tu intención es aprovechar la ducha o baño, ya te adelanto que no.

Hazlo preferiblemente, antes de ir a dormir.

Sigue las instrucciones para llevarlo a cabo correctamente:

  1. Llena una olla con al menos 1 litro y medio de agua hirviendo y agrega tres puñados de sal gruesa marina.
  2. Revuelve con paciencia para que la sal se disuelva adecuadamente.
  3. Agrega las hierbas, estas pueden estar atadas o picadas dentro de un saquito de gasa.
  4. Exprime medio limón en el agua y añade el resto del limón en el recipiente. Deja infusionar en la olla.
  5. Llena la bañera  o barreño  con agua, la temperatura es al gusto. Solo agua, sin gel, aceites u otros cosméticos.
  6. Cuela el agua infusionada con cuidado de no quemarte.
  7. Añade este agua a la bañera o barreño ya lleno, nunca al revés (la bañera podría agrietarse y romperse si echas el agua hirviendo en ella).
  8. Asegúrate que el agua tiene buena temperatura antes de sumergirte  o echártela encima (para evitar quemaduras).
  9. Finalmente, añade 3 gotas del aceite esencial de ruda, NO TE PASES, su aroma es muy intenso y podría llegar a ser molesto o incluso, provocarte dolor de cabeza. No huele demasiado bien (a mi criterio) pero es necesario para este tipo de baño de descarga ¡No lo añadas en la olla o te cargarás sus propiedades por la temperatura!
  10. Sumérgete y relájate durante 15/20 minutos. Si lo vas a hacer en la ducha, colócate de pie en el centro del barreño y échate el agua por todo con mucha tranquilidad y buenas intenciones.
  11. Puedes meditar, visualizar, orar…pero eso ya es cuenta tuya. Basta con RELAJARSE.
  12. Y muy importante, NO TE ACLARES CON AGUA. Sales y te secas.

Nota: puedes poner música relajante y/o usar velas e incienso para armonizar el ambiente, pero nada que te agobie.

 

Este baño nos permite reconectar con nosotros mismos, encontrar equilibrio emocional y enfrentar cada día con una mayor fortaleza interior.

Así que, la próxima vez que te sientas cargado de energía negativa, date un tiempo para realizar un baño de descarga y experimenta los beneficios transformadores que trae consigo.

 

Siempre tengo en cuenta cada una de vuestras peticiones y para mi es igual de importante quien pide un champú casero como quien pide información sobre otro tipo de cosas.

Para que pueda tener en cuenta vuestras preferencias, házmelo saber en la caja de comentarios más abajo.

Comparte para que llegue a más gente y de esa pueda seguir aportando contenido de calidad a éste portal web informativo.

¡Gracias!


 

¡Suscríbete para no perderte nada!

Deja tu comentario...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.