Cruz de limón y sal para absorber malas energías

En la búsqueda de protección y bienestar en nuestros hogares, hemos recurrido a diversas prácticas y rituales a lo largo de la historia. Uno de estos rituales populares es la cruz de limón y sal para absorber la negatividad y promover una energía positiva en nuestro entorno. En este artículo, exploraremos cómo llevarlo a cabo y cómo actuar ante las señales de alerta.

Ritual de la cruz de limón para absorber malas energías

 

 

Es importante que tengas en cuenta todos los pasos desde la preparación, la colocación, el mantenimiento y cómo desechar.

Muchas veces por pereza de leer o escuchar, la gente pasa por alto pasos que son muy importantes en este tipo de rituales y que si no se hacen bien, pueden jugar en tu contra a nivel energético.

Los ingredientes que vamos a utilizar, son muy comunes en  rituales de protección, limpieza y purificación ya que son capaces de neutralizar las energías negativas y atraer las positivas.

  • Limón: posee propiedades purificantes que absorbe las malas energías además de propiedades estimulantes y relajantes. Es preferible elegir uno que sea amarillo brillante, ya que  que este color representa la positividad y la vitalidad.
  • Sal: es conocida por sus propiedades purificadoras, ayudará a absorber y disipar las energías negativas.
  • Clavos de olor: es un ingrediente muy utilizado en diversos rituales, se usa como medio de protección y  barre las malas vibraciones. Antiguamente se usaba para repeler de nuestras vidas presencias malignas.

 

Preparación del ritual

Es importante que tu actitud sea adecuada, no lo hagas tras una discusión, momento de tensión, nerviosismo o estado de ánimo decaído.

Te recomiendo que hagas un ejercicio de meditación antes de ponerte a ello. Puedes realizar el Chi Kung o bien un poco de meditación básica con ejercicios de respiración.

Recuerda que la energía que proyectamos en todo aquello que hacemos, es como una huella que queda. Si queremos eliminar lo negativo, no podemos estar promoviendo desde la negatividad…

  1. Escoge un plato o bowl preferiblemente blanco  y espolvorea en su base un poco de sal marina gruesa (dos cucharadas suficiente).
  2. Elige un limón fresco y maduro. También puede realizarse con una lima (limón verde).
  3. Corta el limón en cruz, a lo largo y a lo ancho. Puedes cortarlo completamente y que los gajos queden sueltos, o bien, no llegar a cortar del todo para que se mantengan unidos. Es indiferente.
  4. Coloca el limón sobre la base de sal del recipiente, conservando su forma cortada en cruz si lo cortaste del todo.
  5. Espolvorea sal en la parte superior de cada trozo del limón y bien en el centro.
  6. Coloca un clavo de olor en cada gajo del limón.

El recipiente que uses para estos fines, no debe ser usado para otras cosas.

 

Colocando el limón en la entrada de tu casa

La finalidad de colocar el limón en la entrada es para que cualquier energía negativa que pueda estar presente se absorba y neutralice antes de ingresar a tu espacio vital.

  1. Colocaremos el limón en la entrada de tu casa y lejos del alcance. Esto quiere decir que debes ubicarlo en un punto donde no se vea ni pueda tocarse. Por ejemplo: en lo alto de un mueble, dentro de una cestilla en una estantería, en un rincón del suelo tras una planta…
  2. Aunque no es necesario, hay personas que se apoyan en sus creencias para potenciar su propia energía. Puedes recitar un mantra, rezar o simplemente proyectar tu mejor energía.
  3. Lo vamos a dejar de 7 a 9 días.

 

Importante: ten en cuenta que las energías fluyen ajenas a ideologías o religiones, por lo que no debemos relacionar una cosa con la otra.

 

Mantenimiento y sustitución

Es importante que observes el comportamiento del limón, pero ¡ojo! eso no implica que estés cada hora mirando si se convierte en unicornio.

Desde que lo colocas, echa un vistazo cada día, a última hora.

Cosas que pueden pasar durante los 7/9 días:

Antes de nada, ten en cuenta que la sal es un preservante y que el limón, en esas circunstancias, seguirá un proceso natural de secado sin que se pudra. Por lo que, secar, debe secarse pero hay ciertos comportamientos que son señales de alerta.

  • El limón se torna marrón y se seca con el paso de los días: simplemente ha seguido su proceso natural de secado y por suerte, en tu casa no hay cargas negativas.
  • Si en los 3 primeros días el limón se pone negro con aspecto alquitranado o negro con moho florecido:  no es buena señal, hay cargas energéticas muy negativas y posiblemente, algo más. Hay que desecharlo y sustituirlo rápidamente (en el siguiente paso te explico cómo tirarlo).
  • A los pocos días, el recipiente está encharcado por el jugo del limón: hay energías negativas que se están trasmutando, debes sustituir el limón.
  • El limón se seca naturalmente pero la sal empieza a desbordar el recipiente: se están absorbiendo energías residuales de ambiente, completa los 7/9 días y sustituye.
  • Desprende un olor fuerte a podrido:  es otra muy mala señal y en estos  casos, debes realizar una limpieza profunda urgentemente ya que este tipo de comportamiento indica energías negativas que alguien te  proyecta externamente. También es posible que alguien de tu entorno que no te quiere bien, te ha hecho «un regalo»  el cual tienes en casa y trae consigo algo más que un simple presente. Desecha el limón urgentemente, pero no sustituyas hasta haber hecho una limpieza adecuada.

Si necesitas ayuda, consulta el artículo «Cómo realizar una limpieza profunda del hogar»

 

Cómo desechar los ingredientes del ritual

Sigue a rajatabla las siguientes recomendaciones y pasos:

  • Nunca toques el contenido con tus propias manos, usa guantes.
  • No lo tires a tu basura o lo dejes dentro de casa. Échalo en una bolsa, ata con varios nudos y tíralo lejos.
  • Si tienes cerca un río, échalo ahí. No te preocupes, son ingredientes naturales y su descomposición no afecta al medio ambiente.
  • Hay quien lo quema, y es una buena elección siempre y cuando lo hagas en una hoguera fuera de casa. No uses tu chimenea o barbacoa, por favor.
  • Nunca uses un recipiente roto y si el recipiente se raja o desportilla, debes tirarlo y reemplazarlo.
  • El recipiente usado, debes lavarlo en un cubo o barreño con agua, sal y vinagre. Usa guantes. Luego puedes limpiarlo con jabón.
  • No uses el recipiente para otros fines que no sean estos, por lo que si no lo vas a usar durante un tiempo, escóndelo donde nadie pueda cogerlo y/o usarlo.

 

Si tienes cualquier duda acerca de un comportamiento anormal que no figura en la descripción, házmelo saber y resuelvo tus dudas.

 

 

Siempre tengo en cuenta cada una de vuestras peticiones y para mi es igual de importante quien pide un champú casero como quien pide información sobre otro tipo de cosas.

Para que pueda tener en cuenta vuestras preferencias, házmelo saber en la caja de comentarios más abajo.

Comparte para que llegue a más gente y de esa pueda seguir aportando contenido de calidad a éste portal web informativo.

¡Gracias!


 

¡Suscríbete para no perderte nada!

 

 

Esta entrada tiene 8 comentarios

  1. Manoli

    Nunca he realizado nada parecido, lo probaré a ver qué sale, gracias

  2. Monica

    Muchas gracias, por compartir siempre tus conocimientos

  3. Saida

    Muchísimas gracias por todo la información que nos das 😘😍😍😍

  4. Patricia

    Siempre interesante. Gracias por tanto.

Deja tu comentario...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.