Tónico facial de verdolaga

💜 Comparte amor 💜

Anteriormente hablamos de esta humilde planta que crece en muchas partes del mundo, la verdolaga. Aunque a menudo se la considera una «mala hierba», su riqueza en nutrientes y beneficios para la piel la convierten en un tesoro oculto de la naturaleza tanto para la salud como a nivel cosmético. Descubre en este artículo como elaborar uno de los mejores tónicos faciales para la piel.

Tónico facial de verdolaga

 

 

La verdolaga es especialmente rica en ácido alfa-linolénico (ALA), un ácido graso esencial que nuestro cuerpo no puede producir por sí mismo.

Su riqueza en antioxidantes, ácidos grasos esenciales y vitaminas la convierte en un ingrediente altamente beneficioso para nutrir y rejuvenecer la piel de tu rostro.

 

Beneficios de la verdolaga para la piel

 

  • Cicatrizante Natural: La verdolaga es conocida por su capacidad para acelerar la cicatrización de la piel. Gracias a sus propiedades antiinflamatorias y su contenido en ALA, puede ayudar a reducir la inflamación y promover la curación de heridas y cicatrices.
  • Iluminación y Unificación del Tono de la Piel: Los componentes de la verdolaga pueden ayudar a mejorar la textura de la piel y darle un aspecto más uniforme. Su acción antioxidante combate los radicales libres y puede contribuir a una piel más radiante y saludable.
  • Prevención del Envejecimiento: La combinación de vitaminas E y C en la verdolaga es un potente escudo contra los radicales libres, que son los principales culpables del envejecimiento prematuro de la piel. La presencia natural de estos antioxidantes en la verdolaga la convierte en una elección inteligente para preservar la juventud de la piel de forma natural.

 

Receta de tónico de verdolaga

 

Ahora que comprendes los beneficios de la verdolaga para la piel, es hora de aprender a aprovecharlos con un tónico casero.

Este tónico de verdolaga es fácil de preparar y puede incorporarse a tu rutina de cuidado de la piel.

Apto para todo tipo de piel

 

Ingredientes:

  • 1 taza de hojas y tallos de verdolaga frescas
  • 1 taza de agua destilada

Opcional:

  • 1 cucharadita de aceite de oliva (puedes omitirlo si tienes piel grasa)
  • 5 gotas de aceite esencial de lavanda ( para un aroma agradable)

 

Instrucciones:

  1. Lavar las hojas de verdolaga: Asegúrate de lavar a fondo las hojas de verdolaga para eliminar cualquier suciedad o impureza.
  2. Hervir el agua: Lleva una taza de agua destilada a ebullición y luego retírala del fuego.
  3. Infusión de verdolaga: Agrega las hojas de verdolaga a la taza de agua caliente. Cubre el recipiente y permite que las hojas se infusionen durante unos 10-15 minutos.
  4. Filtrar: Usando un colador, filtra la infusión de verdolaga en una botella limpia y estéril. Añade el aceite de oliva y, si lo deseas, las gotas de aceite esencial de lavanda. El aceite de oliva puede proporcionar un toque adicional de hidratación para la piel.
  5. Almacenar y Aplicar: Almacena tu tónico de verdolaga en el refrigerador para mantenerlo fresco. Puedes aplicarlo en tu piel después de limpiarla por la mañana y la noche. Utiliza una bola de algodón o un pañuelo limpio para aplicarlo suavemente en tu rostro y cuello. Deja que se seque y continúa con tu rutina de cuidado de la piel habitual.

Recuerda que los resultados pueden variar según el tipo de piel, así que siempre realiza una prueba en una pequeña área antes de aplicar cualquier producto nuevo en todo el rostro.

 

Duración del tónico 

 

Este tónico tiene una duración máxima de dos semanas en el refrigerador.

 

Si te ha gustado éste tipo de contenido, me ayudarías mucho si me lo haces saber dejando tu comentario más abajo.

Comparte para que llegue a más gente y de esa pueda seguir aportando contenido de calidad a éste portal web informativo.

¡Gracias!


 

¡Suscríbete para no perderte nada!

 


 

Deja tu comentario...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.