Bicarbonato Vs Carbonato

  •  
  •  
  • 135
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    135
    Compartidos

Tanto el bicarbonato de sodio como el carbonato de sodio, son productos básicos e imprescindibles para elaborar productos  caseros de limpieza para el hogar. Además de aprender a convertir el bicarbonato, en carbonato de sodio, es importante estar bien informados sobre su composición, para que sirven y cuales son las diferencias entre ambos a tener en cuenta.

La ventaja que tiene es que de un producto muy económico y fácil de encontrar como es el bicarbonato de sodio, podemos obtener otro producto como es el carbonato, más caro y difícil de encontrar en según que países.

Así que, te recomiendo encarecidamente que dediques un par de minutos a la lectura del artículo para evitar sorpresas y accidentes.

También dejo a tu disposición el vídeo donde podrás ver de una forma más audiovisual la transformación del bicarbonato al carbonato.

 

 

BICARBONATO vs CARBONATO

 

Propiedades del bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio (NaHCO3), también conocido como “baking soda ” o polvo de hornear,  es una sustancia de uso alimentario pero también es muy utilizado en la limpieza ya que es sumamente abrasiva .

Se puede utilizar solo o disuelto en agua, o combinarlo con otros ingredientes para reforzar su acción limpiadora ( por ejemplo: zumo de limón, vinagre, sal, etc)

También es utilizado en medicina natural para tratar problemas digestivos además de muchas otras indicaciones y en cosmética natural, para subir el pH además de otros usos como exfoliantes por ejemplo.

Aspecto: se asemeja más a la sal y es más pesado. Su consistencia es más compacta pudiendo hacer “formas ” y que éstas se mantengan. Sin embargo con el carbonato no se puede.

Es 100% biodegrable

Propiedades del carbonato de sodio

El bicarbonato de sodio (Na2HCO3), también conocido como “washing soda” o soda de limpiezaes un compuesto químico que está presente en la mayoría de detergentes y limpiadores caseros gracias a su poder limpiador y desincrustante.

Se puede usar para eliminar las manchas difíciles en los tejidos ya que ayuda a que el detergente sea absorbido por las fibras para limpiar con mayor eficacia. También es un excelente desinfectante y  eliminador de grasa.

Además, se utiliza frecuentemente para alcalinizar las aguas duras.

IMPORTANTE: el carbonato resulta tóxico para las personas y animales. En contacto con las mucosas puede provocar irritación en garganta, nariz y ojos. Aunque sigue siendo un producto sostenible para el medio ambiente.

Aspecto: su aspecto granulado es más redondo que el bicarbonato (véase la foto o el vídeo) y además, es más ligero. Su consistencia no permite “hacer formas” con el ya que al ser más ligero “se desmorona.

Es 100% biodegrable

 

Cómo transformar el bicarbonato en carbonato de una forma sencilla

carbonato para limpieza

Existen dos métodos caseros seguros para elaborar ésta transformación, al fuego o al horno.

El único ingrediente que necesitamos es el bicarbonato de sodio.

Medidas de seguridad:  mascarilla obligatoria y opcional, gafas protectoras ( de buceo por ejemplo )

Herramientas:

Una cuchara de acero inoxidable ( se puede emplear plástico o madera aunque al ser materiales porosos, una vez lo usemos para elaborar éste proceso, ya no debe emplearse más en cocina)

 

En un cazo al fuego

La ventaja que tiene éste proceso es que es mucho más rápido, aproximadamente entre 8 y 15 minutos. El inconveniente, es que requiere nuestra presencia durante ese tiempo y no podemos dejar de remover.

Procedimiento:

  • Nos colocamos la mascarilla y las gafas
  • Añadiremos el bicarbonato de sodio a una olla o sartén grande (más ancha que profunda)
  • Encender el fuego a una temperatura alta ( mi placa va del 1 al 9, y yo la pongo al 8)
  • Vamos a remover con la cuchara hasta que la transformación se produzca. A partir del minuto 6 hay que prestar atención a su textura ya que cambiará considerablemente volviéndose mucho más ligero (recomiendo ver el vídeo )
  • Cuando veamos “burbujear” y su aspecto parezca incluso una nata líquida, es señal de que ya se ha producido la transformación química.
  • Una vez ha pasado el tiempo, dejamos enfriar completamente.
  • Se puede almacenar en cualquier recipiente aunque siempre es mejor que usemos cristal.

 

En una bandeja al horno

Es el método que yo uso, la ventaja es que mientras se hace en el horno yo puedo dedicarme a otras tareas. La desventaja es que requiere 1 hora de cocinado, parando a la mitad de tiempo  para remover.

Procedimiento:

  • Encender el horno (arriba/abajo sin turbo) a 220ºC / 428º F
  • Verter el bicarbonato de sodio en una bandeja de horno
  • Introducir en el horno (media altura) y cocinar durante 30 minutos ( poneros un temporizador o programar el horno si el vuestro lo permite )
  • Una vez transcurrido el tiempo y ANTES DE ABRIR, nos colocamos la mascarilla y las gafas. Con precaución guardamos distancia del horno y abrimos para que “el humillo/vapor” salga sin que nos de en la cara. Esperamos 30 segundos.
  • Sacamos un poco la bandeja, removemos bien todo el polvo y volvemos a meter en el horno durante 30 minutos más.
  • No hace falta que verifiquemos si cambia o no de textura. Con ese tiempo/temperatura, vamos sobre seguros.
  • Una vez ha pasado el tiempo, dejamos enfriar completamente.
  • Se puede almacenar en cualquier recipiente aunque siempre es mejor que usemos cristal.

Ahora ya podríamos emplear ambos productos para elaborar nuestros limpiadores y detergentes caseros. Te animo a que empieces por la crema desincrustante tipo CIF que ya vimos anteriormente en el canal.

 

  •  
  •  
  •  
  • 135
  •  
  •  
  •  

Deja tu comentario...