Peligros de las dietas mágicas

Hoy en día existen reclamos en las redes que podrían ser muy peligrosas. Es el caso de las dietas milagro o dietas mágicas cuyos resultados prometen perder hasta 5 kg al mes. Y si, es posible que su efectividad sea esa pero ¿tienes en cuenta las consecuencias sobre tu organismo? Pues de eso hablaremos hoy, de los peligros de las aclamadas dietas mágicas.

Dietas sanas vs dietas mágicas: como distinguirlas

Sabemos que existen muchísimos tipos de dietas que pueden ayudarnos a perder o controlar el peso. El problema es que la mayoría de veces no se consulta con un profesional de salud y se cae en el error de dejarse llevar por asesores nutricionistas cuya formación, no va más allá de lo mencionado.

Ante la iniciativa de llevar a cabo una dieta, SIEMPRE se debe evaluar:

  • En base al historial médico
  • Hábitos
  • Análisis de sangre

Solo así se puede elaborar una dieta personal adecuada para que ésta no tenga consecuencias graves en tu salud y además, en caso de suspender la dieta, no haya efecto rebote o éste sea mínimo.

¿Cómo saber si es una dieta milagro?

Son aquellas que no permiten una ingesta mínima de entre 20/25 calorías por kilo de peso real y además, nos haga perder más de un kilo de peso a la semana

  • Aportan menos energía de la que precisamos
  • No corrigen  hábitos alimentarios,  los empeoran
  • Tienen efecto rebote, por ello se les denominan dietas yoyó

 

Tipos de dieta y sus consecuencias

Existen muchísimas dietas mágicas que prometen resultados inmediatos, y aunque me encantaría mencionar las dietas basadas en los ayunos, ésta precisa un artículo dedicado.

De momento mencionaremos las dietas milagro más famosas:

 

  • Dietas hipocalóricas desequilibradas

Es una dieta cuya ingesta de calorías es extremadamente baja y además son deficientes en nutrientes. El metabolismo se adapta a la disminución drástica de la ingestión de energía mediante una disminución del gasto energético.

Consecuencias: además de producir el temido efecto rebote, sobre la salud puede tener un impacto grave ya que pueden provocar hipoglucemia reactiva, intolerancia a la glucosa o arritmias cardíacas.
  • Supresión de una de las comidas

Éstas dietas se basan en la supresión de una de las 3 comidas importantes del día. Ésta dieta únicamente debe ser pautada por un médico y bajo control semanal de peso. Son indicadas en casos concretos donde se requiere una pérdida de peso rápida por cuestiones de salud.

Consecuencias: existe el peligro de llevar al organismo a bajo mínimos y por lo tanto, tener consecuencias graves. El efecto rebote es obvio ya que se tenderá a comer el doble en la siguiente comida y con más ansiedad.

Su finalidad es la de detectar posibles intolerancias alimentarias mediante la supresión de ciertos alimentos, pero hay gente que las utiliza como método de adelgazamiento

  • Disociación de alimentos

Son esas dietas basadas  en no mezclar determinados alimentos en la misma comida. Se puede comer de todo, pero con una distribución diferente a la habitual.

Consecuencias:  generan efecto rebote y pueden causar falta de vitaminas y minerales, así como alteraciones del ritmo intestinal

  • Dietas excluyentes

Éstas dietas eliminan de las comidas algunos nutrientes como los hidratos de carbono, proteínas o la grasa.

Consecuencias: el déficit de nutrientes en el organismo puede provocar desequilibrio alimentario además de que su efecto rebote, se da con mayor velocidad

  • Dietas comegrasa 

Nos venden ésta dieta como si fuera un preparado de sopa o infusión. Sus ingredientes  hacen que el cuerpo gaste más calorías en asimilarlos que las que ellos aportan al organismo.

Va de la mano de las dietas dependientes de productos adelgazantes milagrosos cuyo nombre del propio producto en sí es esa: comegrasa, quemagrasa,  chupapanza…

Consecuencias: me atrevo a decir que es una de las peores ya que se adelgaza rápidamente pero a costa de alterar gravemente el metabolismo. Además, el aporte vitamínico proveniente de los alimentos es mínimo por lo que normalmente, se acompañan de suplementación externa

Ésta dieta debería llamarse “dieta marketing”

  • Dietas cetogénicas ( Keto entre otras )

Existen distintos tipos de dietas cetogénicas como la esntándar, cíclica, adaptada o alta en proteínas.

Esta dieta implica reducir los carbohidratos de forma drástica y los reemplaza por grasas. Esto empuja al organismo a un estado metabólico llamado cetosis, por lo que se ve obligado a  usar las grasas para generar energía (beta-oxidación)

Consecuencias:  puede causar problemas de hígado y renales,  estreñimiento, halitosis, calambres musculares, dolor de cabeza, diarrea, debilidad y erupción cutánea. Y además, se requiere la suplementación externa de vitaminas para corregir los déficit

 

 

  • Dietas psicológicas

Son aquellas cuyo plande adelgazamiento se basa en modificar las estructuras mentales.

Se emplean técnicas basadas en la relajación y autoestima, que prometen controlar o perder peso en 21 días.

Según “su creador” ( o poco iluminado) , el cuerpo obedece a la mente y si te imaginas delgado, así lo serás.

Consecuencias: estrés, frustración, ansiedad….¿por qué? porque obviamente eso no te hará ni adelgazar , ni controlar el peso.

No tiene base científica, lógica, ni  nutricional.

  • Monodietas

Se basan en el consumo de un único tipo de alimento. Por ejemplo, gazpachos, patatas, pomelos, alcachofas…

Dietas carentes de energía suficiente para el organismo.

Consecuencias: no cubren  necesidades de nutrientes y son altamente peligrosas para la salud. También provoca efecto rebote además de generar ansiedad

  • Dietas líquidas

Son aquellas dietas cuyos alimentos son todos líquidos

Comer está prohibido. Sólo se puede beber ¿ en serio ?

Consecuencias: generan muchísima ansiedad por la sensación de hambre constante. Además provoca hipofuncionalidad digestiva.

  • Dietas basadas en productos dietéticos

Son dietas basadas en productos normalmente en formato batido, galletas o barritas cuya “formulación milagrosa” sustituyen comidas.

Consecuencias: generan un efecto saciante y dificultan la absorción de los nutrientes. Provocan alteraciones metabólicas. Un sin sentido.

  • Dieta de los esquimales

Son aquellas dietas basadas en el consumo de pescado azul.

Consecuencias: pueden suponer un peligro para la salud por el déficit nutricional

  • Dietas alargavida

Dietas únicamente basadas en el consumo de alimentos antioxidantes. No hay base científica y los estudios no arrojan absolutamente NADA.

Consecuencias: pueden suponer un peligro para la salud por el déficit nutricional

  • Dieta de la última oportunidad

Son aquellas dietas basadas en la ingesta de proteínas en polvo y complementarlas con tabletas de vitaminas y minerales.

Consecuencias: ésta dieta es particularmente peligrosa ya que provoca sobrecarga renal y riesgo potencial sobre el hígado. Por otra parte, anula el apetito y en mujeres (sobre todo menopáusicas) aumenta las posibilidades de sufrir osteoporosis ya que reduce la absorción del calcio.

  • Dieta de la última oportunidad o dieta hiperproteica

Son aquellas dietas en las que se prescinde de todo tipo de hidratos de carbono y grasas.

Prohíbe embutidos, legumbres, azúcar, aceites, mantequilla y frutas (excepto cítricos).

Consecuencias: puede causar cetosis y problemas renales, además de un déficit nutricional importante

 

Qué dieta elegir

Fácil y sencillo: la que tu médico te indique después de haberte realizado un chequeo médico completo incluyendo analíticas.

Aunque existan asesores nutricionales excelentes repito, no son médicos.

Valora realmente tu salud y no juegues con tu vida. Las consecuencias pueden repercutir gravemente a tu salud y además, posiblemente acabarás con más peso que antes si cabe.

 

Quiérete bien, elige bien

 

Deja tu comentario...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.