Mascarilla milagrosa de sándalo

  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir

La mascarilla de sándalo no es una mascarilla, es “la mascarilla”. Su origen nace en la India hace muchísimos años y es la diosa de la cosmética natural de ese país. Sus ingredientes son 100% naturales y aunque todos los empleados son poseedores de grandes propiedades y beneficios, lo que ha hace tan especial es el sándalo en polvo.

 

 

¿Qué nos aporta la mascarilla de sándalo?

Algunos de sus efectos son inmediatos y otros fruto de la constancia, pero en cuestión de una o dos semanas, puedes notar cambios exageradamente NOTABLES.

  • Reduce las ojeras
  • Minimiza las arrugas y líneas de expresión
  • Elimina manchas solares y unifica el tono
  • Combate el acné y reduce sus manchas
  • Regula el sebo
  • Desinflama
  • Aporta luminosidad inmediata
  • Remueve las células muertas

 

Ingredientes de la mascarilla de sándalo

La cantidad de ingredientes dan para una mascarilla completa de rostro, cuello y escote.

  • 1/2 cucharadita de sándalo en polvo natural ( el rojo NO )
  • 1 pizca de cúrcuma ecológica
  • 2 cucharadas de harina de garbanzo
  • 1 cucharadita de aceite de arroz ( o de coco en su defecto )
  • 1 cucharadita de miel
  • 1 cucharadita de zumo de limón natural
  • 2 cucharadas de leche (mejor si es origen animal y con su grasa)

Elaboración de la mascarilla

Mezcla todos los ingredientes sólidos primero y luego añade el resto de ingredientes líquidos.

Mezclar bien hasta que los ingredientes estén bien ligados.

 

Aplicación de la mascarilla

Se aplicará en rostro, cuello y escote.

Es importante hacerlo de ésta forma para que no haya cortes en el tono de la piel y lo aplicaremos por la tarde/noche. La razón es porque contiene limón y es fotosensible, lo cual podría provocar manchas indeseadas si luego nos da el sol.

Aplicar con una brocha limpia húmeda y dejar actuar UN MÁXIMO DE 10 MINUTOS

Retiraremos bajo la ducha de la siguiente manera:

  • Humedecer bien la mascarilla sin retirarla
  • Frotar con suavidad generando exfoliación por toda la superficie aplicada
  • Enjuagar con agua tibia abundante y recomiendo que apliquemos como “enjuague final· agua muy fría
  • Aplicar nuestra rutina habitual de cuidado facial (sérum, contorno…etc)

Cada cuánto podemos aplicar la mascarilla

Podemos aplicar tantas veces como deseemos o tiempo dispongamos.

Yo recomiendo aplicar 2 veces a la semana aunque en ocasiones lo realizo hasta 4 veces cuando veo que mi piel precisa de “mano dura”.

 

  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  

Deja tu comentario...