Novela | Retomando las letras


Hoy he vuelto abrir el editor y retomar mi novela…pero no hay más que editar, está más que terminado . Quise dejar pasar un tiempo y volver a releerlo pero  el problema es que siempre podría estar añadiendo,quitando y modificando. Realmente ya estaba  barajando las posibilidades  de editarlo a través de una empresa, remitir a imprenta y  ocuparme yo misma de la distribución…aún sigo sin saber que hacer.

Una chica me preguntó: ¿sientes algo especial al escribir?

Mucho. Todo quizás. Para mi es una especie de terapia de desahogo en todos los sentidos. Sea cual sea la historia , no importa el destino: un libro,una entrada en un blog…  feliz,triste,melancólica, divertida. Me gusta exponer,analizar pero sobre todo compartir,no solo información sino…mis propios sentimientos en si al relatar cualquier cosa.

Este libro significa demasiado   y realmente, me da rabia que la historia tenga que concluir, quizás por eso lo dejo aparcado una y otra vez buscándole pegas para no escribir el fin de la historia. Cuesta digerirlo. Podría estar escribiendo capítulos por semanas indefinidamente pero  la imaginación tiene sus límites si deseamos que sea interesante , por lo que,  acabaría  perdiendo la esencia de todo y volviéndose una telenovela  sudamericana completamente previsible.

Adorando los personajes

No se si alguna vez habéis escrito un libro,un relato…no importa cuan largo sea. Una historia es una historia y como en todas ellas, siempre están los personajes. Yo he llegado a  profundizar tanto en ellos que incluso los imaginaba en la vida real interactuando  como si fueran de carne y hueso, y es que  en cierto modo, mucho de ellos… son mucho de mi.  Será por eso que siento esa conexión “dimensional” entre ellos y  mi propia mente. Llegas a cogerle tanto cariño que incluso  vives la historia con ellos como si fueras uno más del argumento, aunque el argumento nada tenga que ver con tu vida.

Para los amantes de la lectura, no hay nada como un buen libro que te haga  experimentar todo tipo de sensaciones y sentimientos..muchas veces he llorado,he sentido,he reído y  he sufrido, aunque eso no implica  que todo el mundo tenga que experimentarlo del mismo modo ¿no?  Maldita sea yo he llorado mucho con Harry Potter!! 😀

Y de vuelta  a los personajes.  Al final del primer libro ( he tenido que hacerlo en dos partes) me doy cuenta de que he sido capaz de crear un mundo lleno de sentimientos contradictorios ,desesperación,desaliento,amor,odio. Quizás sea una historia mediocre ,  narración pobre o simplemente no inspire a seguir leyendo desde la página uno por mi falta de experiencia en la literatura. Pero lo que si se, es que lo he  escrito viviendo cada  palabra,frase y párrafo como si yo formara parte de ese mundo. Un mundo en el que me he sumergido de tal modo que incluso me he despertado llamando alguno de mis personajes!  Es una experiencia maravillosa.

La página en blanco y la  última frase

Dicen que lo que más cuesta es empezar un libro y su lógica tiene, pero  a  mi me costó  más cerrar el capítulo  final  porque nada de lo que escribía “quedaba bien” , hasta que  me di cuenta de que no necesitaba un final decorado y artificial, sino el final que merece la historia en ese punto.  Es  difícil   intentar narrar un historia y  hacerla llegar a  los demás o entregar un final sin decepcionar demasiado. Por eso opté por la sencillez de todo el  contenido de principio a fin.

La motivación

Una vez me preguntaron como hacía para motivarme. Es difícil nombrarlo todo, pero realmente si soy sincera es algo que venía solo…

Cuando  surgió el argumento en un proyecto de literatura para el instituto (Año 94 sino recuerdo mal)…nació cuando paseaba por la playa un día de lluvia. Me senté debajo de una sombrilla de paja mientras escuchaba las gotas repicar sobre ella. El mar estaba oscuro y el aroma del aire invitaba a inspirar profundamente con los ojos cerrados. Cuando llevaba allí más de media hora bajo la tormenta apareció una pareja de unos 30 y tantos años. El parecía disgustado y ella completamente abatida…discutían  frente a mi sin percatarse de que yo estaba echa una bola junto al tronco de la sombrilla.

En ese momento mi mente conforme recopilaba sus palabras  empecé a cocinar una historia. No sabía por qué discutían, no sabía nada de ellos…sin embargo,  en mi cabeza todo  tomaba forma.  Cuando  quise darme cuenta ellos  ya se habían marchado,dejó de llover y comenzaba a salir el sol tras las nubes.  El escenario se transformaba mientras mi mente ya había elaborado toda una trama con guión y todo.


La motivación se puede encontrar en cualquier parte. A mi me sirven los libros, las películas, entornos en la vida real,un supermercado o simplemente, el rincón solitario de una habitación. A veces todo es una mina de fantasía y a veces,   nada funciona. Tan solo hay que dejar pasar el tiempo y es que como todo, necesita su propio espacio.

Sigo con ello y espero poder sacarlo a la luz muy pronto!

Que tengáis un buen comienzo de semana!!

Me dejarías un comentario? :)