Remedios para aliviar la tos seca

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La tos seca es un síntoma que puede fastidiarnos más de la cuenta sino podemos remedio. Y para remedios, mejor los naturales! que es lo que os traigo hoy. Eso si, no hay que olvidar que hablamos de tos seca y no productiva (la que viene acompañada de expulsión de flemas).

Según estudios realizados años atrás por allá en el 2004, el jarabe de la tos (dextrometorfano con difenhidramina) tenía el mismo efecto que el placebo…así que, ¿por qué recurrir a medicamentos?

JARABE DE MIEL CON LIMÓN

El remedio por excelencia de las abuelas y el que no falla nunca. Pero no se trata de tomar una cucahrada de miel y unas gotas de limón como hace mucha gente. Requiere una preparación muy sencilla pero muy importante para que surja efecto.

En una olla pequeña añadiremos 150 ml de miel la cual llevaremos a ebullición. Llegado a ese punto, añadir el jugo de un limón y batir bien hasta que esté integrado con la miel. Retirar de fuego y templar. Yo suelo hacer ésta mezcla y guardarla en un tarro en la nevera en épocas de primavera cuando la alergia está presente.

REGALIZ

Otro remedio dónde los halla!

Muy conocido por sus propiedades

  • antiespasmódicas,
  • digestivas,
  • antiácidas,
  • antiinflamatorias,
  • expectorantes,
  • antivíricas,
  • antidepresivas,
  • suavizantes

Te ayudará a calmar de inmediato esa tos tan molesta. Puedes masticar tanto la planta en si (esos tronquitos tan feos los encontrarás en grandes superficies) o bien puedes optar por las pastillitas de regaliza de toda la vida que encontrarás en farmacia, conocidas como Juanola.

INFUSIÓN DE HIERBABUENA

Otro de los remedios que te calmarán y ayudarán a que esa tos se calme de un modo inmediato.

Nota importante:  no se recomienda su uso en niños pequeños si sufren de reflujo intestinal. Y en adultos, evitar si se padecen enfermedades de la vesícula o cálculos biliares ya que podrían empeorar.

Ajo, aceite de oliva y tomillo

Aunque suene a aliño de receta culinaria…señores, den la bienvenida a mi receta salvadora a la que recurro si o si cuando la tos hace presencia.

El ajo es más potente antibiótico natural usado como tratamiento de problemas respiratorios, pero no me voy a enrollar a hablaros de ello porque se merece una entrada propia que en breve publicaré ;)

Para elaborar nuestro jarabe natural solo necesitamos 5 dientes de ajo, medio vaso de aceite de oliva extra y una rama de tomillo. Tan solo hay que pelar los ajos,cortarlos por la mitad y añadir a un tarro o recipiente  (que se pueda cerrar) junto con la rama de tomillo. Dejarlo macerar mínimo 24 horas.

Tomar una cucharadita en ayunas. Eficaz 100%

INFUSIÓN DE JENGIBRE, MIEL Y LIMÓN

Con múltiples propiedades, destacar que es un excelente expectorante y anti-bacteriano lo cual, nos ayudará en el proceso para combatir la tos.

Lo primero que haremos será añadir 1 litro de agua en una olla. Pelaremos y cortaremos a trocitos una raíz de jengibre (aprox 150 gr) y añadiremos a nuestro agua (en frío), llevar al fuego. Cuando rompa a hervir , dejar en ebullición 10 minutos y retirar del fuego.

Dejaremos que se temple (sin sacar el jengibre) y añadiremos, una cucharada de miel y una cucharada de limón. Colar y reservar.

La recomendación es tomar 3 tazas al día, templado. Yo no soy mucho de infusiones, pero lo que  hago es guardarlo en la nevera y tomarlo bien fresquito con hielo y con dos infusiones, ya noto mejoría.

CEBOLLA

Aunque no es un remedio para combatir la tos…si lo es para aliviarla. Sobre todo cuando es demasiado persistente y se acerca la  hora de dormir. Más de una noche he acostado a mis hijas con una cebolla partida por la mitad en su mesita. El famoso “truco de la cebolla” es  un remedio más que conocido como efectivo,  y no estoy descubriendo Roma ni mucho menos.

Para quien no sepa de lo que hablo …

La cebolla posee cualidades medicinales increíbles, posee  polifenoles que ayuda a que aumenten las defensas y además, tienen propiedades antiinflamatorias, lo que  justifica el efecto calmante sobre las vías respiratorias.

Tan solo hay que pelar y partir por la mitad o en varios pedazos una cebolla y colocar en un bowl para que se puedan respirar los efluvios. Dejar cerca de la persona que padezca la tos y cerrar la puerta de esa habitación. El efecto empieza a notarse a partir de los 20/30 minutos pero es un remedio increíble  para poder descansar por las noches. Sobre todo para los más peques de la casa :)

Si resulta demasiado irritante (si provoca lagrimeo) , se puede añadir una cucharada de azúcar y unas cucharadas de agua. Ésto hará que no se irriten los ojos pero conservará las propiedades.

 


Si te ha resultado interesante o útil te agradecería un comentario. De esa forma me ayudas a mejorar ;)

Me dejarías un comentario? :)