Neuralgia del trigémino

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

 

Anteriormente hablé de la neuralgia de Arnold y hubo quién echó en falta que mencionara la neuralgia del trigémino. Así que, no podía dejarlo en el olvido y de buena mañana arrancamos con ello. Muchas personas por desgracia sabrán que es sufrir neuralgia del trigémino  y otras, quizás han sufrido sus síntomas pero desconocen su origen. Es un dolor punzante, agudo y hasta diría que rozando lo insoportable cuando se pone tonto. En mi vida he tenido varios encontronazos con él y desearía no volver a sentirlo. Analicemos qué es, cuales son sus causas y los posibles tratamientos.




¿ Qué es?

La neuralgia del trigémino es un cuadro caracterizado por dolor facial intenso, de tipo lancinante o punzante, severo, generalmente unilateral y recurrente . Se pueden sufrir episodios de breve duración e inicio brusco y el dolor se localiza en la zona facial inervada por el nervio trigémino.

Es muy típico encontrar personas que indican que el dolor se focaliza tras la oreja justo en la parte osea y conforme viene, se va. Hay quien lo confunde con otitis, pero la otitis no viene y se va sin más.  Ese es nuestro amigo el trigémino que nos está saludando con ambas manos ;)

Aunque  puede presentarse de forma espontánea, es habitual la presencia de zonas (llamadas zonas gatillo) en las que se provoca el dolor al tocar, por cambios de temperatura, al masticar, hablar, comer, sonreír o bostezar. A mi personalmente, me afectaba sobre todo al masticar si tenía la cabeza inclinada hacia el lado izquierdo. Horrible!

El trigémino es el principal nervio sensitivo de la cabeza (cara, dientes, boca, fosas nasales, senos paranasales, y gran parte del cuero cabelludo y de las meninges en contacto con el cráneo y el nervio motor de la masticación.

Aunque las causas no están del todo claras, parece que el dolor se origina por un fenómeno de desmielinización del nervio (pérdida de las células que envuelven y protegen a los nervios) consecuencia de la compresión del nervio en algún tramo de su recorrido.

 

 

Causas que lo provocan

La neuralgia del trigémino se caracteriza por ataques bruscos de dolor facial o frontal, de duración que puede oscilar entre el segundo y un par de minutos y se produce por estimulación de las zonas gatillo o por factores desencadenantes como comer, hablar, lavarse la cara o los dientes. No hay síntomas o signos de lesión en el nervio.

Diagnóstigo

El diagnóstico es clínico, en base a la historia clínica de cada paciente  y una exploración detallada que permita identificar claramente el tipo de dolor y la inexistencia de otras causas. Suelen realizarse radiografías, resonancias magnéticas o angiografías para descartar otras posibles causas del dolor.

Normalmente, las pruebas complementarias son indicadas en personas jóvenes o cuando no hay resultados positivos al tratamiento pautado.

Evolución de la neuralgia del trigémino

La evolución depende de si existe alguna enfermedad asociada, en cuyo caso depende de la evolución de esta enfermedad, o sin ninguna otra enfermedad asociada (las llamadas neuralgias del trigémino idiopáticas) en las que, tras los brotes iniciales, suele haber remisiones que duran meses o años, pero con el tiempo, los episodios de dolor suelen hacerse más frecuentes y duraderos.

En mi caso, solo puedo decir que no ha vuelto a aparecer desde que empecé con mi rehabilitación. Pero, si es verdad que tenía prevista una visita en la unidad del dolor para un bloqueo de los nervios faciales pero no me sometía al tratamiento dado que no tengo ningún tipo de dolor que lo requiera. Sería absurdo por mi parte someterme a técnicas en las que me infiltran productos químicos que me van a provocar problemas para solventar algo que ya no padezco. Es cuestión de ser coherente con la situación y mi doctora estaba de acuerdo conmigo.

Lo que si os diré que me practiqué en su momento y me fue estupendamente, fue la acupuntura. Un tratamiento natural sin efectos secundarios pero ¡ojo! , no todo el que practica acupuntura es especialista en ello. Yo tuve suerte y un médico asiático de la unidad del dolor , contaba con una experiencia de más de 30 años , formado en china con los mejores especialistas en medicina natural. Y FUE MANO DE SANTO!!

Tratamientos

Farmacológica

La primera opción de tratamiento es la farmacológica. Cuando el periodo de los episodios de dolor remite (frecuentemente tras 6-12 meses), puede retirarse la medicación.

La necesidad de mantener el tratamiento depende de la severidad del cuadro (frecuencia, intensidad y recurrencia de los brotes).

La mayoría de los fármacos efectivos para el tratamiento de la neuralgia del trigémino son  fármacos anticonvulsionantes, en los que es necesario ajustar muy bien las dosis, empezando por dosis bajas y buscando la menor dosis efectiva y la no aparición de efectos secundarios- La retirada del tratamiento también   será de forma progresiva.

Alguno de estos fármacos son la carbamacepina, la gabapentina, la pregabalina, la lamotrigina o el topiramato.

Tratamiento quirúrgico

En los pacientes que presentan una Neuralgia del Trigémino que no responde a los tratamientos farmacológicos, puede estar indicado el tratamiento quirúrgico, buscando la descomprensión del nervio trigémino (descomprensión microvascular), o la destrucción de las fibras nerviosas del nervio que transmiten la percepción del dolor.

 

TERAPIAS ALTERNATIVAS NATURALES

 

Acupuntura

Busca disminuir las sensaciones dolorosas y relajar la musculatura que sufre con los episodios neurálgicos. Esta rama de la medicina china tradicional tiene buenos resultados con algunas dolencias en las que hay dolor, pinzamiento del nervio y contracturas musculares. Como el trigémino está presionado emitirá dolor y provocará que toda la musculatura facial se contraiga repetidamente. La acupuntura para la neuralgia del trigémino trata estos síntomas y busca facilitar la recuperación después del ataque, pero también facilitar que estos sean menos bruscos.

Tratamiento con fisioterapia

Mediante sesiones de fisioterapia pueden corregirse los daños después de pasar por los síntomas más agudos. Un fisioterapeuta puede reducir la sobrecarga muscular en la mandíbula, relajar toda la estructura fibrosa de la cara y prevenir o tratar el agarrotamiento producido por el nervio trigémino. Si notas que tienes tensión constante o molestias puede ser una alternativa dentro de los remedios naturales.

Terapia nutricional

Consiste en equilibrar y mejorar la salud de los nervios del cuerpo humano. El consumo de iones de sal que afectan a las neuronas, relajar el sistema nervioso central y las ramas del trigémino. Hay que seguir una alimentación sana y equilibrada y aumentar el aporte de vitaminas y minerales con efecto relajante.

Terapia con plantas medicinales

Algunas plantas tienen propiedades para reducir la inflamación de tejidos y mejorar la relajación de los nervios y músculos. Tomar un poco de valeriana, tila y hierba luisa puede favorecer que estés más relajado y con menos tensión.

Asimismo, ayudan bastante cuando se decide seguir una terapia psicológica por recomendación del neurólogo, tanto si es para prevenir los siguientes episodios como para aprender a sobrellevar el dolor.


Información obtenida de fisterra.com


Si tienes dolores de cabeza frrecuentes puedes echar un vistazo al post TIPS para aliviar los dolores de cabeza 100% natural

Y hasta aquí hoy con los dolores! espero que sea de vuestro agrado y si es así, un like es de agradecer!! :D Comparte con tus conocidos, agradecida por 10000000.

Feliz día bonic@s


[edsanimate_start entry_animation_type= “spinner” entry_delay= “0” entry_duration= “0.5” entry_timing= “linear” exit_animation_type= “” exit_delay= “” exit_duration= “” exit_timing= “” animation_repeat= “2” keep= “yes” animate_on= “load” scroll_offset= “” custom_css_class= “”]SUSCRÍBETE[edsanimate_end]  
PULSANDO AQUÍ  y no te perderás ni una sola entrada ;)

Me dejarías un comentario? :)