Maniobra de Heimlich

  • 24
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    24
    Shares

En ésta entrada quiero hablaros de la maniobra de Heimlich. Un procedimiento de primeros auxilios, que me ayudó a salvar la vida de mi hija pequeña de morir atragantada cuando tan solo tenía 5 años. Un procedimiento sencillo y que todo el mundo debería saber , sobre todo si se tienen niños en casa ya que nunca sabemos cuando puede hacer falta, incluyéndonos a nosotros mismos.

Importante | Por qué debemos conocer la técnica de Heimlich

Cuando se produce un ahogamiento, el oxígeno no llega a los pulmones y con ello tampoco lo hará al cerebro. Si ésto se prolonga más de 4 minutos puede causar daño cerebral o la muerte.

La maniobra de Heimlich está indicada para aquellos casos en los que el ahogamiento se produce por una obstrucción provocado por un objeto o alimento.

En el caso de que la obstrucción sea provocado por un traumatismo o  edema por reacción alérgica grave (hinchazón interno) ésta maniobra no servirá para ayudar a la víctima.

Introducción

La Maniobra de Heimlich, es una técnica de primeros auxilios basada en una compresión abdominal que  ayudará a desobstruir el conducto respiratorio el cual ha sido bloqueado por un objeto o alimento ya sea en niños o adultos (incluidos nosotros mismos)

Síntomas de ahogamiento

Lo primero que debemos hacer es asegurarnos de que la persona está sufriendo un ahogamiento  por objeto o alimento atascado:

  • Lleva sus manos a la garganta o boca
  • Síntomas de desesperación
  • No puede toser
  • No puede hablar
  • Al tratar de respirar emite una especie de silbido
  • La piel se torna rojo brillante o azulada
  • Pérdida de conciencia

Es importante entender que cuando una persona esta sufriendo un atragantamiento, no podrá comunicar con claridad qué le sucede por mucho que le preguntemos, por lo que debemos mantener la calma en todo momento y no agravar su estado de nerviosismo por la asfixia.

Maniobra de Heimlich en niños (menores de 1 año)

  1. Llamar a emergencias. No sabemos si podremos ayudar a la víctima por lo que no podemos perder ni un solo segundo de tiempo.
  2. Colocar al niño sobre las piernas y flexionar su cuerpo para que su cara quede hacia abajo. La cabeza del niño debe de quedar más bajo que la altura de sus pies. Aguantar la cabeza  concretamente, de la mandíbula con una de nuestras manos.
  3. Con la base o talón de la otra mano, daremos 5 golpes muy rápidos en la espalda entre los omoplatos de la víctima. Cuidado con la fuerza que se aplica para no dañar al niño.
  4. Si el atragantamiento persiste, le daremos vuelta inmediatamente para que quede boca arriba.
  5. Colocar los dedos en la parte inferior del esternón y presionar 5 veces.

Maniobra de Heimlich en niños menores de 1 año

Maniobra de Heimlich en adultos

En éstos momentos el nerviosismo puede ser el protagonista, pero mantener la calma es de suma importancia para que el éxito de la maniobra sea un éxito.

  1. Llamar a emergencias. No sabemos si podremos ayudar a la víctima por lo que no podemos perder ni un solo segundo de tiempo.
  2. Colocarse a la espalda de la víctima y la inclinaremos hacia adelante. Le daremos 5 palmadas rápidas, secas e intensas  en la espalda con el talón de la mano ( justo entre los omóplatos).

Maniobra de Heimlich en adultos

  1. Si la persona sigue atragantada, procederemos con la maniobra de Heimlich. A espaldas de la víctima, pasaremos los brazos alrededor de su cuerpo. Una de las manos  la ubicaremos justo debajo de la caja torácica por encima del ombligo. La mano la cerraremos en forma de puño colocando el nudillo del pulgar justo en la boca del estómago. Con la otra mano cubriremos nuestro propio puño.
  2. Presionaremos con fuerza el abdomen de la víctima realizando movimientos hacia arriba y hacia adentro con velocidad moderada.
  3. Repetir la maniobra hasta que la víctima expulse el objeto.

Maniobra de Heimlich en adultos

Nota: cuidado con los golpes fuertes y sin sentido en la espalda ya que éstos pueden provocar que el objeto descienda o incluso provocar un “atascamiento” grave. Es imprescindible que la víctima se incline hacia adelante!!

 

Maniobra de Heimlich en víctimas inconscientes

  1. Colocar a la víctima boca arriba
  2. Abrirle la boca con ayuda del pulgar y el índice, el índice por debajo de la barbilla y el pulgar presionando la lengua. Revisar si el objeto está a la vista y remover SIEMPRE arrastrando de un lado a otro y no intentando cazarlo como si los dedos fueran pinzas (ésto podría provocar que descendiera por la garganta). Si el objeto ha salido comprobar que la víctima respira y tiene pulso. De no ser así, realizar maniobras RCP

Si el objeto no es visible procederemos con la maniobra de Hemlich.

  1. Colocarse de rodillas sobre sus caderas
  2. Colocar la palma de la mano (abierta) entre el ombligo y la caja torácica y cubrir con la otra mano.
  3. Realizar presiones con movimientos hacia arriba con velocidad moderada

Maniobra de Heimlich en víctimas inconscientes

Maniobra de Heimlich aplicada a uno mismo

Tal y como hemos visto la técnica en adultos anteriormente, es posible aplicarla a uno mismo. Pero si con el puño no es suficiente, podemos realizarlo buscando un punto de apoyo firme y plano para ejercer presión ( una mesa  o el respaldo de una silla por ejemplo)

Maniobra de Heimlich aplicado a uno mismo

Deja tu comentario...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú
A %d blogueros les gusta esto: