Ghribat de chocolate | Galletas de chocolate árabes

WebMaster/ Mayo 5, 2017/ COCINA, REPOSTERÍA/ 0 comments

De todas las recetas de galletas de chocolate que he podido probar en mi vida, éstas marcan diferencia. Los ghribat de chocolate son unas preciosas galletas esponjosas , originarias de Argelia y Marruecos. Como es bien sabido, la repostería árabe es increíble y desde que probé a hacer yo misma una de ellas (ésta) no he dejado de rebuscar nuevas recetas que ya os iré mostrando.

Tenéis que probarlas por favor!! Confiar en mi y decirle a vuestros hijos que os echen una mano porque además, les encantará participar!!

VÍDEO MÁS AL FINAL DE LA ENTRADA O PULSANDO AQUÍ

 

INGREDIENTES

  • 2 huevos
  • 1 cucharilla de vainilla
  • 1 cucharilla y media de levadura química
  • 220 gramos de harina
  • 100 gramos de mantequilla
  • 200 gramos de chocolate especial repostería (tableta o perlas)
  • 120 gramos de azúcar glas
  • Azúcar glas (será para “rebozar” las bolitas de masa)

ELABORACION

Lo primero que haremos será, echar la mantequilla en un bowl junto con el chocolate (si usáis tableta, partirlo en onzas), y fundir al baño María. Si no tenéis paciencia como yo, podéis usar el microondas pero con cuidado de no quemar el chocolate, dar golpes de calor de 10 seg max. Tiene que quedar brillante como veis en la foto.

Una vez derretido, hay que dejarlo que atempere. Añadiremos el azúcar glas y mezclaremos  con las varillas. Una vez bien unidos los ingredientes, añadiremos  la vainilla,la levadura con el azúcar, y los huevos (primero uno,remover y luego el otro) . Después añadiremos la harina que previamente habremos tamizado en 3 veces. Mezclar a conciencia!

Una vez mezclados los ingredientes, taparemos el bowl con papel film y dejaremos en la nevera 1 hora. Lo suyo es respetar éste tiempo para que luego la masa sea más manejable, pero os digo que yo en 30 minutos ya la saco de la nevera. Yo y mi paciencia :D

Encender el horno a 180º mientras la masa reposa en la nevera. Forrar una bandeja de horno con papel vegetal o una lámina de silicona, van genial y además puedes reutilizar.

 

Transcurrido el tiempo, sacaremos de la nevera nuestra masa. Verteremos una cantidad generosa de azúcar glas en un bowl o plato hondo y solo nos quedará, mancharnos las manos!

Con la masa iremos haciendo bolitas a poder ser todas del mismo tamaño y las rebozaremos en el azúcar.

Tamaño: Cuanto más grandes, más esponjosas. Cuanto más pequeñas, se expandirán más y serán más crujientes. Tú decides, yo remiendo del tamaño de una pelota de ping pong.

¡ OJO ! no retirar el exceso de azúcar. Aunque parezca una soberana burrada, es como debe de hacerse. Confiar en mí!!

Ir colocando las bolitas en la bandeja con una distancia prudencial las unas de las otras ya que al hornearse, se expandirán y no queremos que acaben pegadas.

Meter al horno 15 minutos. Una vez listas, aunque parezcan blandas , están como deben de ser. Solo hay que  DEJAR ENFRÍAR  por mucho que la tentación llame a vuestra puerta. Tienen que endurecerse un poquito!

Ghribat!  que cosa más rica y más bonita, no me digáis…!!

Me dejarías un comentario? :)