Trabajo | ¿Cúanta vida te está costando tu sueldo?

 

 

¿Cuánta vida te está costando tu sueldo? ¿Te has hecho esa pregunta alguna vez?  Permitirme que os invite a pensar. Simplemente porque me gustaría que alguien empleara su inteligencia para elegir bien y no con el balance de cuentas de su casa. Ni de cerca somos conscientes de lo que vamos perdiendo por el camino, mientras regalamos tiempo,esfuerzo y salud a cambio de asegurarnos “el pájaro en mano” cada mes y una ración de estrés gratuita que más tarde pasará factura de algún modo.  Insisto…tomaros un momento para reflexionar….

Dinero vs Salud

Vivimos en un país en el que la familias viven con serios problemas económicos y no se pueden permitir el lujo de perder un trabajo de jornada  completa  a cambio de  un pésimo sueldo que no llega  ni para pagar un alquiler o hipoteca. Esto lo sabemos todos y a muchos les quita el sueño…pero sin embargo…

¿Si podemos permitir el lujo de perder la salud hasta acabar postrado en una silla o ser dependiente de los demás el resto de tu vida? Seamos lógicos y hagamos el favor de poner en orden nuestras prioridades…

SALUD>DINERO…y lo que venga!

El dinero no ha podido comprar la salud que he perdido éstos años atrás…ni podrá hacerlo nunca por mucho que venga.

Se me avisó…por activa y por pasiva. Debía haber prestado atención a mi familia y a  esos compañeros que me aconsejaron con lógica y coherencia , pero aún así yo,  seguía esforzándome por dar más del 100% a pesar de las consecuencias que podía traer consigo tanto trabajo.

Ciega,perfeccionista, obstinada, terca y tozuda…

En mi burbuja tan solo veía un camino de superación…cuando te gusta lo que haces,  la carga no pesa tanto . La combinación perfecta para que se aprovechen de ti al máximo . Deseas aprender más y más…y todo lo nuevo que te cargan a la espalda, no es más que un objetivo con meta a alcanzar con buena nota.  Incluso  es como un halago, que depositen confianza para que lleves a cabo un trabajo concreto… a una le hacía crecer más la autoestima. Al menos así lo veía yo, y así me sentía yo. Pero lamentablemente, es una clara estrategia pues jamás se gratifica como se debería , y es que los golpecitos de espalda no bastan.

La base ideal para  la perfecta tarta de 3 pisos del empresario, con adorno incluído

Un empleado polivalente  al que puedes emplear como comodín es un lujo, pero si a ésto le añadimos el hecho , de que no es un empleado que mendiga cada mes  en el despacho del jefe  haciendo la bola  …es  un tesoro.

Y es que yo, debo de ser muy tonta…pues soy de las que pienso que es algo que se recibe sin pedir. No suplico limosnas usando el chantaje o amenazando con irme. El tiempo es sabio…si no cuidas a tus empleados…éstos tarde o temprano, se irán sin más. Y así sucedió….con casi media plantilla.

Y francamente, no hay nada peor que la rotación de personal en una empresa.

Personalmente, a pesar de haber trabajado en  lugares con mucha plantilla (más de 100) …jamás había visto nada igual hasta que llegué a ésta empresa con apenas una veintena de empleados. Un lugar aparentemente tranquilo, apacible y con un entorno perfecto para producir con calidad y fluidez.   Son esos trabajos en los que “crees” que son una gran familia . Fui bien considerada y diría también que bien tratada (muchos no corrían con esa suerte)…pero  también fui exprimida.

Y la responsable fui yo por no saber decir BASTA

La última gota que colma el vaso…

Llegado a éste punto , es tarde. Tarde para volver atrás. Tarde para evitar. Tarde para cambiar.

Cuando me vi un viernes en una sala de urgencias, llena de tubos y cables…solo pensaba en todo lo que había previsto para el lunes y que tenía que hacer si o si. Repasaba en mi cabeza cada maldito paso que iba a ejecutar de 8:00 de la mañana a 17:00 de la tarde para poder concluir con todo y así poder quedarme tranquila, o dejar tranquilos a los demás. Más bien lo segundo.

En ningún momento pensé que podría estar pasando en mi cuerpo…solo quería levantarme e irme a casa para descansar, y el lunes, seguir con la rutina.

Olvidé  que la tarea vital era :  VIVIR

Chantaje emocional

Partimos de éste punto como el comienzo de un camino de cardos borriqueros…

” Las colas del paro son muy largas…”

Una verdad en nuestra sociedad ¿Pero es suficiente motivo como  para subir el grado de miedo ?

Está claro que si…

Existía el dolor diario psicológico…

  • Había quien precisaba de  fármacos para combatir la ansiedad a las 8 de la mañana y así poder aguantar el día.
  • Estaban aquellos que antes de entrar golpeaban el pobre árbol que les comprendía mejor que nadie…el mismo árbol que crecía con las lágrimas derramadas.
  • Y luego estaban aquell@s que precisaban de una farmacia en su cajón y que acompañaban con alcohol para  poder sobrellevar la mísera vida que llevaban. Y siguen manteniéndola por devoción, o quizás otras cosas que no interesa decir para no dañar a terceras en discordia …pero de éstos  personajes hablaremos más adelante con calma.

Mobbing

Todos estamos familiarizados con el término “mobbing” (acoso laboral) ¿ verdad?  está a la órden del día y hay un gran porcentaje de la población que lo sufre gracias a la necesidad por mantener el sueldo cada mes.  Y  yo os pregunto, ¿ os vale la pena ?

Lamentablemente yo me di cuenta cuando ya era demasiado tarde…y más me valdría haberlo dejado en su momento y haberme ido a contar cerillas en una fábrica o doblar servilletas. De verdad que sí…pero estaba cómoda en la oficina esperando a que ocurriera un milagro. Aún viendo como maltrataban y vejaban frente a mi, a mis compañeros sin yo poder hacer nada. Yo solo me limitaba a cumplir , ser mejor cada día y no convertirme en un objetivo de masacre…pero eso tampoco me benefició a la larga. Pues ahí entraron los famosos seres demoníacos llenos de envidia que no podían tolerar que se me tratara bien. Si…y realmente ese fue mi gran y único problema porque dentro de ésta historia, sé que si hubiera pedido más, se me hubiera dado. Y lo sé con total certeza. El problema fue querer ganarlo sin necesidad de tener que usar el chantaje como método. Principios,dignidad…

La envidia

Personas que no evolucionan. No es que sean ni mejor ni peor. Simplemente no tienen capacidad para avanzar  en ningún aspecto de su vida…y por eso, se tornan oscuros y malvados.

Su único modus operandi , es desprestigiar a los demás para poder resurgir en el centro de atención. Normalmente , actuando como víctimas del sistema . Son la herramienta perfecta del empresario para actuar por detrás sin que su nombre se vea afectado. Empleados que se prestan a un juego maquiavélico para controlar desde dentro y desde fuera.

La misma persona que usa el privilegio para obtener beneficios que ni gana  ni merece, pero que aún así recibe tras la cortina de humo del chantaje y la coacción. En el fondo siento lástima .


Los “corre, ve  y dile”

Se dividen en dos tipos:

  • Grado superior: los que interactúan como  mano derecha del jefe
  • Grado  discapacitado: los que interactuan con los de grado superior para conservar un posicionamiento “neutral”, bien con los compañeros, bien con el jefe (al menos eso creen, pero lejos de la realidad… )

Realmente,  son los que acaban con la productividad de la empresa. Normalmente empleados con conocimientos escasos y cualidades nulas para desarrollar incluso su puesto, pero que sin embargo tienen  una habilidad que el empresario valora: el espionaje.


Procedimientos vs dictadura

Mi estado de salud  marcó un  antes y un después. Con ello pude ver realmente el gran potaje de sustancias tóxicas que había estado cocinando los últimos  años.  Perdí la alegría que me caracterizaba,autenticidad,dejé de cantar,de bailar,de patinar…me volví una perfeccionista  insoportable,siempre estaba enfadada e incluso, castigaba a mi hija por no  cumplir mis indicaciones según dictaba el procedimiento:  el muñeco rosa allí, el azul allá y los zapatos orientados al este.  Mi trabajo afectó a mi vida personal hasta tal punto, que ni siquiera…fui capaz de darme cuenta que yo me había convertido en una persona que no era. Y todo este proceso de desintoxicación me ha costado más de un año .

Víctimas reales

Lo triste es que no era yo sola. Mis compañeros (la mayoría) lo vivía de igual modo o incluso peor hasta el punto de abandonar. Se vieron dañados psicológicamente hasta el extremo de perder el control de  su propia vida. Lo veía…pero no lo entendía y me frustraba.  Solo me preocupaba que hicieran su parte del trabajo para yo poder  cumplir el mío…debí haber reaccionado el día que me sentaron en el patíbulo junto a una compañera para así juzgar a mi pobre compañero el cual ya estaba a un paso de la enfermedad crónica mental  y concedernos el “honor” de decidir si se despedía o no. Nunca olvidaré esa situación, pues fue una de las más traumáticas que viví.

En nuestra mano estaba…sin embargo, el jefe, con su poder, con su autoría…no era capaz de tomar una decisión por si mismo. Pero no, era la jugada perfecta,  una carga menos y la culpabilidad que la arrastre otro. Así funciona. Ambas decidimos cargar con su parte del trabajo y  de ese modo, que él no acabara en la famosa cola del Inem ¿ que os parece fuerte?

Anulando mentes

No podías opinar, no podías sugerir, no podías pensar…  Pero a su vez, te acusaban de no participar, Era una tensión constante…se trataba de hacer y rezar a que fuera bien, o no hacer y esperar a que pasara la tormenta de insultos,gritos y amenazas. Hoy era blanco, pero mañana posiblemente y según sople el viento….podría ser negro o de alguna tonalidad gris. Había quien recibía día si y día también a pesar de ni siquiera haber dicho o hecho  algo.  Y así los empleados se convirtieron en dianas. Cada mañana se repetía lo mismo:

Se abre la porra ¿a quién le tocará hoy? entre risas ahogadas y lamentos internos, rezábamos por tener un mísero día tranquilo pero eso solo ocurría cuando las “manos derechas” estaban a mínimo a 50 km de distancia de el.


Falta de respeto,  menosprecio,humillación…huídas.

Hay veces en que los jefes no entienden por qué un buen empleado decide dejar el trabajo. Y tienden a echar la culpa a todo lo demás, pero no miran hacia sí mismos, ni se preguntan si tendrá algo que ver ello,otros trabajadores o  su falta de actuación en situaciones concretas. Por lo general, la gente no abandona su trabajo por sí mismo…sino que abandona el problema que genera el malestar:  superiores,compañeros…

Buscando culpables

Los jefes tienden a culpar de sus problemas de gestión a todo lo que se mueve, ignorando el meollo de la cuestión.   Entendería  que la desesperación pueda llevar a momentos de sobrecalentamiento…pero como todo en la vida, existen unos límites llamados: RESPETO y EDUCACIÓN. Durante estos años, yo he podido ver: ataques de ansiedad extrema,desesperación,miedo,frustración, ataques de pánico y he visto llorar y golpearse la cabeza contra un árbol (de verdad)  .  Someterse a un entorno así día tras día…incluso personas con un carácter fuerte y seguros de si mismos, pasa factura. Yo aún la estoy pagando.

El títere y el miedo

Aunque los casos de mobbing son de lo más vario pinto, también tengo que añadir el mobbing al propio jefe. Si, tal y como suena. Y no es que los trabajadores acosen, sino que esos chivos espiatorios que actúan siempre  para el beneficio de la empresa…usen la confianza como herramienta de  canje.

He tardado en verlo pero sin embargo todo aquello que parecía surrealista ahora es cristalino como el agua de un arroyo…el tema se complica cuando  un jefe acaba convertido en títere de una “persona” con intenciones  concretas.

Avaricia,codicia y  complejo de  ser supremo.

Comprensible si viene de una posición jerárquica  ¿no? , pero ¿que ocurre cuando es un empleado ? esa es la cuestión, lo desestabiliza completamente todo porque actúa para y contra la empresa. Son tan hábiles que llegan incluso hasta el punto de anular actuaciones o sugerencias de su propio superior.

Modo defensa del empleado  tóxico

Y cuando las cosas se tornan en contra del mismo, ahí surge la actuación estrella: el  mártir. Pero no queda aquí…son tan retorcidos que incluso llegan a extremos  muy delicados (cuando digo delicados, digo extremista) con tal de salir airosos y con la etiqueta de sufridor. Hay más. Tienen una capacidad innata en corrumpir todo a su alrededor y hacer girar la tortilla de tal modo para que se vea solo y exclusivamente aquello que  les interesa para su integridad ,estabilidad y estátus.

La sombra

Si se ven amenazados por otros en cuanto a su trabajo…ahí elaboran sus tácticas a seguir. Como fue en mi caso, aprovecharon mi ausencia por la baja para actúar. Yo era una amenaza porque podían verse solapados por aquello que yo pudiera llevar a cabo en un tiempo en adelante…


Consejos para reconocer y denunciar

Los tipos de  acoso reconocidos son:

Vertical: cuando viene causado por el empresario o los superiores jerárquicos del trabajador. Muchas veces puede estar motivado por enemistad o discriminación por quien realiza el acoso o por la voluntad empresarial de que el trabajador presente una baja voluntaria .

  • Horizontal: cuando viene causado por compañeros de trabajo, con el mismo nivel. Suele venir motivado por enemistad, envidias, discriminaciones (racial, sexual, por creencias…).

Las pruebas

El mayor problema cuando se es víctima de un acoso laboral es conseguir las pruebas que lo demuestren. Por ello, es  fundamental recopilar todas las pruebas posibles:

  • Documentos escritos: correos, circulares, notas, encargos o órdenes de trabajo, cambios de puestos o de funciones…
  • Conversaciones grabadas. En los juicios laborales se pueden utilizar estas grabaciones siempre que el trabajador participe en la conversación, sin tener que avisar que se está grabando.
  • Testigos que puedan declarar sobre los hechos, pueden ser compañeros, clientes, trabajadores de otras empresas que vean los hechos…
  • Fotografías de los hechos.

Denunciar el acoso sin tener acudir a los juzgados

  • Presentar una denuncia ante la Inspección de Trabajo (+ info)  : es una de las mejores opciones. Habrá que adjuntar copia de todas las pruebas que se tengan. El inspector, de forma anónima, sin indicar quien es el trabajador denunciante, investigará los hechos. Con lo que descubra redactará un acta, con lo que tendríamos otra prueba para posteriores juicios con esta acta. Además el Inspector puede obligar a la empresa a cesar en el acoso o a tomar las medidas necesarias para que el acoso termine, y podrá sancionar a la empresa tanto por ser el origen del acoso como por no haberlo evitado al tener la obligación de velar por la salud de sus trabajadores.Ver si  en el Convenio Colectivo (+ info) existe un protocolo frente al acoso, y en ese caso activarlo.
  • Ponerlo en conocimiento del Comité de Seguridad y Salud de la empresa,en el caso de que exista.
  • Denunciar a la dirección de la empresa: cuando el acoso no proviene de la propia empresa. La empresa tiene la obligación de velar por la salud de sus trabajadores y evitar este tipo de situaciones. Normalmente no es una medida muy efectiva. A MI NO ME HA FUNCIONADO …

Juzgados

  • Y como último recurso acudir a los Juzgados… con las pruebas. Yo aún las guardo…nunca se sabe si mañana estaré al 100%  y  así llevar a cabo lo que se debe hacer.

Con toda esta verborrea quiero decir …tengamos en cuenta todo lo que perdemos por un sueldo mal pagado…salud,felicidad….

El empleado agota la esperanza esperando que ocurra un milagro y se actúe en consecuencia contra  el cáncer que  lo está exterminando todo pero los milagros a Lourdes….yo perdí la esperanza en ello pero jamás la perderé en mi!!

A veces son los jefes, a veces los empleados tóxicos…la cuestión es tirar del nudo que ata la venda y actúar en consecuencia .  A veces simplemente no sucede por razones que desconocemos pero no implica que tengamos que seguir tragando!!

El tiempo pasa. Y el tiempo nos arrebata cosas que nunca volverán y entre ellas, la salud.

“La libertad es el derecho de escoger a las personas que tendrán la obligación de limitárnosla.”
Harry Truman

De todo se aprende y confío que no hagáis lo mismo que yo!!

 

 

 

  • 13
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    14
    Shares
  • 13
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  

Deja tu comentario...

Cerrar menú
A %d blogueros les gusta esto: