Semillas de Chía , lino, sésamo y amapola | Mucho más que una moda

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Digamos que las semillas siempre han tenido su sitio en el escala de la nutrición,  pero últimamente, están ascendiendo a la cima a pasos agigantados. Si echamos un vistazo a la red (por ejemplo  Instagram), sobre todo en las páginas relacionadas con la nutrición y cuidado de la salud, podemos observar la cantidad de imágenes de platos perfectamente elaborados coronando como guinda a esa perfección comestible, esas pequeñas e insignificantes semillitas. ¿ Están ahí de casualidad ? No ¿ Sabemos que nos aporta ? Quédate y descúbrelo ! :)

 

¿POR QUÉ INCORPORAR LAS SEMILLAS A NUESTRA DIETA ?

Tienen muchos beneficios para el cuerpo , ricas en  vitaminas, minerales y omega 3 y 6.  Aumentar la proporción del colesterol bueno, HDL, y así disminuyen el malo, LDL. Poseen fibras que mejoran el tránsito intestinal y previenen el estreñimiento. También se usan para perder peso porque, como tardan en digerirse, producen saciedad. Algunas evitan la hinchazón o incluso los gases.

Nota de interés: están contraindicadas en personas con divertículos y colon irritable.

Veamos a continuación qué propiedades tienen las semillas de las que hablaremos hoy.

 

Semillas de Chía

Las semillas de chía (salvia hispánica ) son  diminutas, de color marrón o negras muy parecidas a las semillas de amapola. Su origen proviene de una planta llamada Salvia Hispánica y es  nativa del centro y sur de México, Guatemala y Nicaragua. Muchos consideran que las semillas de chía son un “súper alimento” porque puede proporcionar varios nutrientes importantes en sólo unas pocas calorías.

Tiene un ligero sabor a nuez y  es una de las especies vegetales con la mayor concentración de ácido graso alfa-linolénico omega 3 conocidas.

Son ricas en fibra, grasas saludables y antioxidantes que ayudan a prevenir el daño celular. No contienen glúten.

Las semillas de chía también contienen magnesio, calcio, manganeso, cobre, niacina, zinc y otras vitaminas y suponen una fuente completa de proteínas, proporcionando todos los aminoácidos esenciales en una forma fácilmente digerible

Simplemente añadir a tus comidas a gusto. Esparcir sobre la ensalada o  elaborar pan con ellas, tomar con los batidos de fruta,sopa,platos de pasta. Su uso es infinito por lo que puedes añadirlo sin ningún problema a cualquier plato. Se recomienda tomar una dosis de dos cucharadas de éstas semillas al día.

Semillas de Lino

Muy similar a la chía por el predominio de omega 3 por sobre los ácidos grasos omega 6. Posee una gran cantidad de fibra, lo que significa que son ideales para garantizar el buen funcionamiento del intestino, combaten la acumulación de toxinas en el colon y actúan reduciendo el nivel de colesterol malo. También aportan vitamina E y B. El lino es muy recomendado para las mujeres embarazadas por su alto contenido de ácido fólico, útil en el desarrollo fetal.

Al igual que la chía, se puede añadir a cualquier plato y se recomienda consumir una dosis de dos cucharadas de postre por día, distribuida entre la mañana y la noche. Al igual que las otras semillas, se recomienda molerlas, porque de lo contrario pasan directamente al intestino sin absorber ningún nutriente.

Para evitar los gases, pueden ingerirse molidas.

Semillas de sésamo

Las semillas de sésamo se usaban antiguamente en Asia y África  para la elaboración de panes. Ahora se usan mucho en los países árabes  y se está extendiendo por todo el mundo. Podemos encontrarlas normalmente en el pan de hamburguesa :)

 

Es la semilla con mayor contenido de calcio, y al igual que las demás, poseen una gran cantidad de minerales y fibra. No contiene glúten.

Al igual que las demás, pueden tomarse del mismo modo. También se puede extraer su aceite el cual, es muy utilizado en la comida asiática. Su aroma es increíble y resalta el sabor de muchos platos.

 

Semillas de amapola

Son buenísimas por su contenido en ácidos grasos esenciales, sobre todo omega-3 y omega-6, es un alimento indispensable para cuidar nuestro sistema cardiovascular. Gracias a su contenido en grasas saludables son una opción natural excelente a la hora de bajar los niveles altos de colesterol y de triglicéridos.

También aportan interesantes beneficios para disfrutar de un sistema nervioso sano y saludable, gracias a su contenido en determinados alcaloides que ayudan a la hora de calmar los nervios.

Por ello un consumo regular y diario de semillas de amapola son especialmente aconsejadas ante situaciones de estrés y problemas de sueño, al actuar como un sedante natural.

Yo suelo usarlas a diario y me encanta espolvorearlas sobre ensaladas,purés de verduras , en el guacamole…va a gusto del consumidor!!


Hay muchas más semillas de las que podría hablar pero dado que últimamente estoy integrando éstas en mi dieta, quise hablaros de ellas y de sus magníficas propiedades y beneficios.

Si aún no habéis leído el post de la QUINOA, pulsa aquí. Otra semilla importantísima que debería figurar en vuestra dieta :D

Por si queréis tomar nota de una receta de quinoa…pulsa aquí

 

Me dejarías un comentario? :)