Siringomielia

WebMaster/ Diciembre 1, 2016/ CHIARI, SALUD/ 0 comments

Hoy hablaré de la siringomielia,  un enfermedad asociada a las malformaciones de Arnold Chiari.   Se caracterizada por la presencia de cavidades císticas dentro del cordón espinal. Es una enfermedad progresiva de forma crónica, con un curso clínico imprevisible . Hay a menudo una disparidad entre los síntomas clínicos y el tamaño de los syrinxes ( “siringos” en castellano). Su incidencia es 8.4 nuevas personas de casos/año/100.000 personas. Los cavidades normalmente se localizan dentro del cordón cervical, aunque pueden extenderse hacia arriba (la elongación de la médula, tallo del cerebro) y/o hacia abajo (el cordón espinal torácico y cono medular). Los cavidades císticas destruyen la materia gris del cordón espinal, y mientras dañan las fibras para las sensaciones de dolor y temperatura.

a05f2 Es un síndrome con varios modelos de cavitaciones distintos que tienen mecanismos diferentes de patogénesis que probablemente determina los rasgos clínicos de la condición. De acuerdo a los resultados de la autopsia en los pacientes con siringomielia no tratada quirúrgicamente, tres tipos de cavidades de siringomielia han sido distinguidos:

1) Las dilataciones del canal central que comunica directamente con el cuarto ventrículo.

2) Las dilataciones del canal central no comunicando con el cuarto ventrículo y saliendo entre ellos un segmento de syrinx-libre del cordón espinal.

3) Siringos que son originados en el parénquima del cordón espinal y que no están comunicados con el canal central.

Origen de la Siringomielia

Está asociado con traumatismos, tumores o anormalidades congénitas en la unión craneo-cervical, o a lo largo del neuraxis espinal. En, aproximadamente, el 84% de los casos está asociado con las malformaciones de la unión craneo-cervical, como Chiari I, Chiari II e impresión basilar. En el 10% de los casos está asociado con tumores intramedulares. Un tipo tercero es la siringomielia post-traumática (5%), después de las fracturas espinales. En último lugar, pero no menos importante, el 1% de los casos está asociado con la hidrocefalia, especialmente en esos casos en que la dilatación ventricular era debida al aracnoiditis de las cisternas de la base del cráneo.

siringomielia6

Síntomas

Los síntomas de siringomielia suelen desarrollarse lentamente con el tiempo. Si su siringomielia es causada por una malformación de Chiari – una condición en la cual el tejido cerebral sobresale en el canal espinal – los síntomas pueden comenzar durante la adolescencia o en la adultez temprana. En algunos casos, una caída, un traumatismo menor, toser o hacer esfuerzos pueden desencadenar síntomas de siringomielia, aunque ninguna de estas causas siringomielia.

Los siguientes signos y síntomas tempranos de la siringomielia puede afectar a la parte posterior de su cuello, los hombros, los brazos y las manos en primer lugar:

  • Debilidad muscular y emaciación (atrofia)
  • Pérdida de reflejos
  • La pérdida de sensibilidad al dolor y la temperatura

Otros signos y síntomas de siringomielia puede incluir:

  • Rigidez en la espalda, los hombros, los brazos y las piernas
  • Dolor en el cuello, los brazos y la espalda
  • Intestinales y de la vejiga problemas de la función
  • Debilidad muscular y espasmos en las piernas
  • Dolor facial o entumecimiento
  • Curvatura espinal (escoliosis)

Cuándo consultar a un médico

Si usted tiene alguno de los signos o síntomas asociados con siringomielia, consulte a su médico. Debido a que muchos signos y síntomas de siringomielia puede estar asociada con otros trastornos, una evaluación médica completa es importante para el diagnóstico preciso.

Si usted ha sufrido una lesión de columna, observe cuidadosamente en busca de signos y síntomas de siringomielia. Muchos meses a varios años puede pasar después de una lesión antes de siringomielia se desarrolla. Si tiene síntomas de siringomielia, cuando le vayan a hacer una evaluación asegúrese de que su médico sepa que usted tenía una lesión en la columna.

 

Complicaciones

En algunas personas, la siringomielia puede convertirse en un trastorno progresivo y dar lugar a complicaciones graves. En otros casos, puede no haber síntomas asociados y no ser necesaria su intervención.indicesi

Las complicaciones, que pueden ocurrir cuando una siringe se agranda o si daña los nervios en la médula espinal, incluyen:

  • Escoliosis – una curvatura anormal de la columna vertebral
  • Síndrome de Horner – un trastorno que puede ocurrir cuando los nervios que van desde su cerebro hasta el ojo y la cara (las fibras nerviosas simpáticas) están dañados, lo que lleva a una disminución de la sudoración en el lado de la cara que se ve afectada, el párpado caído y un pequeño (constreñida ) alumno
  • Dolor crónico – daño a la médula espinal puede causar dolor severo, crónico
  • Dificultades motoras – debilidad y rigidez en los músculos de las piernas pueden llegar a afectar su modo de andar

Diagnóstico

Para diagnosticar la siringomielia, el médico comenzará por preguntar sobre su historial médico y realizar un examen físico completo.

Si su médico sospecha que sufre siringomielia, es probable que le haga someterse a una resonancia magnética (RM) de la columna vertebral y la médula espinal. Una resonancia magnética es la herramienta más fiable para el diagnóstico de la siringomielia.

descarga-7El uso de campos magnéticos y ondas de radio, una resonancia produce en 3-D de alta resolución imágenes de la columna vertebral y la médula espinal. Si una siringe se ha desarrollado dentro de la médula espinal, el médico será capaz de verlo en una resonancia magnética. Un tinte o medio de contraste puede ser inyectado para la prueba, y una vez que se desplaza a la columna vertebral, se pueden mejorar las imágenes de resonancia magnética. Con el tiempo, imágenes de resonancia magnética de repetición se puede utilizar para monitorizar la progresión de la siringomielia.

En algunos casos, siringomielia puede ser descubierto por casualidad cuando una tomografía computarizada o IRM de la columna (TC) se hace por otras razones.

Tratamiento

El tratamiento de la siringomielia depende de la gravedad y la progresión de los signos y síntomas.

Monitoreo

Si la siringomielia es descubierta en una resonancia magnética que ha hecho por un motivo no relacionado, y no está causando síntomas o signos, el seguimiento con exámenes periódicos de resonancia magnética y neurológica puede ser todo lo que sea necesario. En casos raros, una siringe puede resolver por sí sola sin tratamiento.

Cirugía

Si la siringomielia está causando signos y síntomas que interfieren con su vida diaria, o si se presentan signos y síntomas empeoran rápidamente, la cirugía se recomienda normalmente. El objetivo de la cirugía es eliminar la presión de los lugares siringe en la médula espinal y para restablecer el flujo normal del líquido cefalorraquídeo. El tipo de cirugía que usted necesita depende de la causa subyacente de la siringomielia.Normalmente, la cirugía para la siringomielia incluye uno o más de los siguientes:

  • Tratamiento de la malformación de Chiari. Si la siringomielia es causada por una malformación de Chiari, el médico puede recomendar cirugía que consiste en la ampliación de la abertura en la base del cráneo (craneotomía suboccipital) y la ampliación de la cobertura de su cerebro (duramadre). Esta cirugía puede reducir la presión sobre la médula espinal y el cerebro, restaurar el flujo normal del líquido cefalorraquídeo y, en muchos casos, resolver siringomielia.

 

  • Vaciado de la siringe. Para drenar la siringe, su doctor puede insertar un sistema de drenaje. Se compone de un tubo flexible con una válvula que mantiene el líquido de la siringe que fluye en la dirección deseada. Un extremo del tubo se coloca en la siringe, y la otra se coloca justo fuera de su médula espinal. La derivación se mantiene dentro de la columna vertebral después de la cirugía. En algunos casos, el médico puede ser capaz de drenar la siringe durante la cirugía con un pequeño tubo (catéter), y una derivación no es necesario.

 

  • Extracción de la obstrucción. Si algo dentro de la médula espinal está impidiendo el flujo normal del líquido cefalorraquídeo, como un tumor o un crecimiento óseo, la extirpación quirúrgica de la obstrucción puede restaurar el flujo normal y permitir que el líquido drene desde la siringe.

 

  • La corrección de la anomalía. Si una anomalía espinal está obstaculizando el flujo normal del líquido cefalorraquídeo, cirugía para corregir que – como la liberación de una médula espinal anclada – puede restablecer el flujo normal de líquido y permitir que la siringe para drenar.

La cirugía no siempre eficaz restaurar el flujo del líquido cefalorraquídeo y la siringe puede permanecer, a pesar de los esfuerzos para drenar el líquido de la misma.

La atención de seguimiento

La atención de seguimiento después de la cirugía es fundamental porque la siringomielia puede volver a ocurrir. Usted necesitará exámenes regulares con su médico, incluyendo pruebas periódicas de resonancia magnética, para evaluar el resultado de la cirugía. Se pueden formar otros siringes, que pueden requerir cirugía adicional. Aún después del tratamiento, algunos signos y síntomas de la siringomielia pueden permanecer.

 Remedios caseros 

Y lo que más me gusta a mí!! Los remedios caseros :) No siempre funcionan a un 100% pero porque no probar?? Tomando los siguientes pasos pueden ayudar a reducir los efectos de la siringomielia en su vida diaria.

Evite las actividades que pueden empeorar los síntomas

Si usted ha sido diagnosticado con siringomielia, evitar cualquier actividad que implique levantar objetos pesados, hacer fuerza o poniendo una presión excesiva sobre la columna vertebral. Ejemplos de actividades para evitar son:

  • Jugar deportes de alto impacto, como el fútbol y el rugby
  • Montar las montañas rusas
  • Paracaidismo
  • Esfuerzo durante la defecación
  • Tos excesiva (hable con su médico acerca del tratamiento si la tos persiste)

Considere la posibilidad de la terapia física

Si la siringomielia provoca problemas neurológicos permanentes que reducen su movilidad y actividad – como debilidad muscular, dolor, fatiga o rigidez – un terapeuta físico puede ser capaz de crear un programa de ejercicios para usted que puede ayudar a reducir estos síntomas. Hable con su médico acerca de los terapeutas físicos en su área que tienen experiencia en enfermedades neurológicas.

Controlar el dolor crónico

El dolor crónico puede ser un problema con la siringomielia. Si usted está experimentando dolor crónico, hable con su médico sobre las opciones de tratamiento. Muchos centros médicos cuentan con médicos que se especializan en el manejo del dolor. A menudo, el mejor enfoque para el tratamiento del dolor crónico debido a siringomielia es contar con un equipo de atención de salud que incluye su neurocirujano, neurólogo, un especialista en rehabilitación y un médico de tratamiento del dolor que pueden trabajar juntos para crear un plan que mejor se ajuste a su situación.

Material recopilado de las fuentes  Amce-Chiari  y  siringomielia.net

Espero que halla sido una información útil y si te a gustado, like y/o comparte!! Estaré siempre eternamente agradecida :)

Besitossss!!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Me dejarías un comentario? :)