Burnout | Quemarse en el trabajo

WebMaster/ Enero 17, 2017/ ACTUALIDAD, SALUD/ 0 comments

El burnout laboral, es un tipo de estrés que provoca daño emocional, llamado síndrome del quemado o síndrome de quemarse en el trabajo. Es de creación reciente y está vinculado con el ámbito laboral, el estrés causado por el trabajo y el estilo de vida del empleado. Este síndrome puede tener consecuencias muy graves, tanto a nivel físico como psicológico.

Los síntomas más comunes son depresión y ansiedad, motivos de la gran mayoría de las bajas laborales.

Tipos

El síndrome del trabajador quemado puede dividirse en dos tipos:

  • Burnout activo: El empleado mantiene una conducta asertiva. Se relaciona con elementos externos a la profesión.
     
  • Burnout pasivo: Suele tener sentimientos de apatía y se relaciona con factores internos psicosociales.

 

 

Diagnóstico

Para el diagnóstico de burnout el paciente debe referir tres síntomas básicos:

  • Intenso agotamiento: sensación de falta de energía.
  • Despersonalización hacia el trabajo o lo relacionado con el mismo entendido como desapego por el trabajo lo que puede dar lugar a comportamientos negativos e insensibles.
  • Baja autoeficacia y sensación de falta de realización personal.

Todo ello, se asocia de forma frecuente con síntomas emocionales como ansiedad, tristeza-depresión, ira-hostilidad… También es frecuente la aparición de alteraciones del comportamiento como el ausentismo laboral o los hábitos tóxicos.

Finalmente, cuando el burnout es demasiado duradero aparecen secuelas en nuestra salud física como pueden ser las cefaleas, el insomnio, los trastornos gastrointestinales,contracturas musculares severas, etcétera.

Causas

El burnout es producto de la interacción entre las características del trabajador (la persona) y de la empresa (la institución).

En lo que respecta al trabajador son importantes su capacidad de afrontamiento, resistencia y resiliencia ante circunstancias negativas y provocadoras de estrés. Según diferentes autores, cuando mayor desajuste hay entre la persona y el trabajo será mayor la probabilidad de padecer burnout.

Dicho desajuste en la persona depende de su motivación, compromiso, interés o competencia para realizar su trabajo. Las personas que tienen un mayor riesgo de padecer burnout suelen tener un perfil personal caracterizado por:

  • Idealismo y optimismo en el trabajo.
  • Les parece importantes las relaciones personales en el trabajo. Se trata de personas idealistas, optimistas y entregadas en exceso al trabajo, no guardando una relación de objetividad entre los recursos personales del trabajador con las demandas del cargo.
  • Suelen tener baja autoestima y piensan que lo que les ocurre no depende de ellos.
  • Baja tolerancia al fracaso y sensibilidad a la crítica.
  • Labilidad emocional (respuestas emocionales desproporcionadas, como lloros o risas exageradas).

Sin embargo, en el ajuste entre el trabajo y el trabajador, la empresa también tiene mucho que decir. Los factores de riesgo para el padecimiento de burnout por parte de la misma tienen que ver con el ambiente organizacional.

Aspectos como la sobrecarga de trabajo, no permitir el control de su trabajo al propio trabajador, las ausencias de refuerzo o las recompensas insuficientes, la falta de apoyo o confianza hacia el empleado, la falta de imparcialidad ante los trabajadores (injusticias), los conflictos de rol (pedir al trabajador hacer dos tareas incompatibles), la ambigüedad de rol (no dejar claro a la persona contratada qué se espera de él) o incompatibilidad entre el rol a desempeñar y la ética moral son algunos ejemplos de cómo una mal clima organizacional puede provocar este síndrome.

Prevención

La prevención del síndrome del trabajador quemado debe comenzar en la empresa del empleado. La primera medida que deben tomar es evaluar las situaciones que generan el estrés y la ansiedad en el trabajador y tomar las decisiones y las medidas adecuadas para intentar reducirlo.

Para ello deben mejorar la organización y proveer de herramientas necesarias para que el trabajador pueda realizar sus tareas de forma adecuada y no tenga tanta sobrecarga laboral.

Además, el trabajador puede adquirir una actitud asertiva, estableciendo una relación comunicacional, sin discutir, ni someterse a la voluntad del resto de compañeros y defendiendo sus convicciones.

Por otro lado, es recomendable que los trabajadores modifiquen las expectativas que tienen en el trabajo. No se trata de que el empleado renuncie a sus ambiciones y aspiraciones.

Simplemente debe buscar un punto intermedio que se ajuste más a la realidad y ver la situación como una oportunidad para aprender y crecer en otros ámbitos diferentes a los que se había propuesto inicialmente.

Tratamiento

Si sufres burnout es importante que revises qué es lo que funciona mal en tu ambiente organizacional o en tu forma de trabajar. Es posible que respecto a lo primero no puedas hacer nada, pero lo segundo, tu forma de trabajar, depende de ti.

Por ello, intenta revisar tus expectativas, horarios, plazos y tareas con el fin de detectar el estresor que te hace sufrir. Sin embargo, el burnout en algunas ocasiones puede llegar a ser altamente incapacitante, por lo que tal ver necesites tratamiento psicológico.

Desde este tipo de intervención se trabajan técnicas de afrontamiento del estrés,

Otros datos

Consecuencias

El síndrome de burnout se caracteriza porque es un proceso que va creciendo de manera progresiva si no se toman medidas para impedirlo.

Esto puede provocar que el desgaste laboral evolucione y alcance otros aspectos como los ideales y la percepción de los logros. A medida que avanza, el trabajador puede tener dificultades para resolver problemas y ejecutar tareas que antes le resultaban sencillas.

Sentimientos

La frustración comenzará a estar presente de manera constante, permanecerá en un estado continuo de agotamiento y los síntomas podrán evolucionar a estados más graves. En algunos casos, los trabajadores pueden llegar a abusar de los psicofármacos, del alcohol y las drogas.

En los casos más agudos, pueden llegar a tener síntomas depresivos, de psicosis e incluso tener ideas de suicidio.

Nota: Si sientes que puedes estar padeciendo éste tipo de trastorno, consulta con tu médico de cabecera.

Me dejarías un comentario? :)